Málaga

La oposición pide un nuevo modelo para la Feria de día en el Centro Histórico

  • El PSOE acusa al PP de inclinarse por el Cortijo de Torres

  • Málaga para la Gente cree que no hay cabida para dos recintos

Ambiente que presentaba en la Feria la Plaza de la Constitución. Ambiente que presentaba en la Feria la Plaza de la Constitución.

Ambiente que presentaba en la Feria la Plaza de la Constitución. / marilú báez

Con la Feria de Málaga ya concluida, los grupos políticos hacen balance. El alcalde, Francisco de la Torre, aseguró el pasado domingo que esta edición de las fiestas había sido "la mejor de la historia". Se ve que la oposición la ha asimilado con otro punto de vista porque aseguran que hay puntos que han dejado mucho que desear. El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, denunció ayer públicamente que la Feria del Centro "ha perdido su seña de identidad", ya que el equipo de Gobierno se inclinó por el recinto ferial del Real Cortijo de Torres, "dejando morir" a la del casco histórico. En este sentido, desde el PSOE reclaman "una apuesta decidida" por mantener la personalidad de la feria malacitana, "sin competencias" entre ambos recintos.

Del mismo modo, Pérez se manifestó en contra de las declaraciones en las que De la Torre aludió a que los comerciantes son quienes deben implicarse en la plaza de la Constitución o en el Centro y, ante esto, el socialista mantuvo con firmeza que debe ser el propio Ayuntamiento quien "lidere, convenza y apueste por convertir la Feria de día en un producto turístico de primer orden".

Ciudadanos mantiene que las fiestas han funcionado "bien" sin incidentes reseñables

Al ser preguntado por el botellón, mantuvo que "lo que hay que hacer es reducir el impacto y minimizar la aglomeración", porque entiende que hay que tener en cuenta el uso y disfrute de cada vecino, malagueño y turista a la hora de estar en la Feria pero "desde el respeto". En este sentido, insistió en que Málaga "no puede seguir teniendo un macrobotellón" y criticó que el PP no hiciese referencia a este fenómeno en el balance presentado ante los medios.

En materia de feminismo, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, sostuvo que la campaña No es No impulsada por el Ayuntamiento fue "bastante deficiente" según el seguimiento que realizaron desde la formación que lidera y, además, subrayó que desde su partido han optado por analizar lo que hay detrás de las cifras que han dejado las fiestas, y , por ello, puso en valor la importancia de reflexionar sobre la situación "critica" en la que se encuentra el Centro Histórico durante la Feria y cómo afecta a los vecinos de la zona, por lo que apuestan por transitar hacia otro modelo en el que se respete la convivencia con los residentes.

En esta línea, el portavoz de Izquierda Unida Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, tildó de "modelo caduco y degenerado de lo que fue originariamente" la Feria del Centro que, al igual que los socialistas, resaltó que "ha perdido sus "señas de identidad", aunque las filas de IU apuestan por potenciar el Real y "la Feria del Centro se convierta en el centro en feria", donde se desarrolle la actividad de los comercios con total normalidad. Zorrilla defendió que no debe haber dos recintos.

Desde la formación naranja, concluyen que las fiestas "han funcionado bien" a lo que hay que sumarle "pocas incidencias que se han producido". Así lo manifestó el viceportavoz municipal de Ciudadanos, Alejandro Carballo, quien al ser preguntado por las quejas vecinales respecto a la Feria del Centro, aseguró que el nivel de las protestas se han mantenido en la misma línea que años anteriores. En este sentido, Carballo afirmó que en el tiempo que transcurre desde que se corta la música hasta que la gente se dirige a los bares se produce una transición que molesta a los vecinos. De igual modo, resaltó que la Feria transcurrió manera ordenada en ambos recintos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios