Málaga

Cuando el paciente es un robot

  • Anestesistas del Clínico entrenan su destreza con un simulador humano

Los anestesistas del Clínico, con el gerente y el robot empleado para su formación. Los anestesistas del Clínico, con el gerente y el robot empleado para su formación.

Los anestesistas del Clínico, con el gerente y el robot empleado para su formación. / m. G.

Se llama Simman 3G. Es un robot capaz de comportarse como un ser humano en el quirófano. Reproduce los signos vitales, tiene pulso, reconoce los fármacos, responde a sus efectos y hasta detecta la calidad de la reanimación cardiopulmonar. Con este simulador, una quincena de anestesistas del Hospital Clínico se entrenaron ayer para poner a prueba sus destrezas en situaciones críticas y mejorar su capacidad de respuesta. Podían equivocarse... porque la vida del paciente no estaba en peligro. Simman 3G es un maniquí en tamaño real. Un complejo ordenador de última generación capaz de reproducir situaciones críticas que ponen en peligro la vida humana y requieren de la actuación inmediata de los profesionales.

"El muñeco tiene sensores que te dicen si lo haces bien o mal. Por ejemplo, ante un masaje cardiaco, por eso es muy útil para hacer docencia", explica el instructor del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar (Semicyuc), Alfredo Malo. Este anestesista que ha impartido más de 40 cursos, reconoce que es el modelo más avanzado. El robot -prestado para la actividad formativa por la biofarmacéutica MSD- cuesta unos 70.000 euros. Es capaz de simular problemas respiratorios, arritmias y sonidos reales. "Permite un nivel de simulación muy cercano a una situación real y ensayar todo tipo de situaciones críticas, como pueden ser neumotórax, derrame pleural, parada cardiaca o disnea súbita. Esperamos que nos lo presten más veces", afirmaba Malo.

El director de Anestesiología del Clínico, José Cruz, explicó que el taller desarrollado a lo largo de toda la jornada era parte del plan de formación de los especialistas para facilitarles el acceso a la última tecnología: "Este tipo de formación consolida la experiencia de los profesionales sanitarios y redunda en la calidad asistencial que se presta a los pacientes". Una iniciativa orientada a profundizar el conocimiento práctico de los especialistas, a darles seguridad a la hora de actuar en situaciones críticas con pacientes de verdad y que, sin dudas, contribuye a mejorar la asistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios