Málaga

Pacientes crónicos denuncian que su atención sanitaria ha empeorado con la pandemia

  • Mayores demoras en las citas, más dificultad de acceso a la asistencia e incluso miedo de los enfermos a acudir a los centros, los convierte en las víctimas colaterales del Covid

Varias personas esperan para ser atendidas ante un centro sanitario. Varias personas esperan para ser atendidas ante un centro sanitario.

Varias personas esperan para ser atendidas ante un centro sanitario. / Javier Albiñana

Aunque no hayan contraído el Covid, los pacientes crónicos son víctimas colaterales de la pandemia. Distintas asociaciones de estos enfermos coinciden en que su atención sanitaria ha empeorado por culpa de esta crisis mundial, que desde marzo acapara gran parte de los recursos asistenciales. Por lo tanto, su seguimiento no es tan ágil como antes del coronavirus. Son diabéticos, hipertensos, obesos, cardiópatas, personas con insuficiencia renal y una larga lista de afectados por patologías incurables, pero cuyo control es clave para un adecuado tratamiento y estabilización de sus cuadros clínicos.

No se controla de la misma manera que antes a los pacientes crónicos. Su asistencia ha mermado y empeorado porque ahora el sistema tiene que dedicar muchos de sus recursos a tratar el Covid. No recibimos la misma atención que antes”, asegura el coordinador de Málaga Accesible (una organización que agrupa a casi 80 asociaciones de estos enfermos y de personas con discapacidad), Alfredo de Pablos.

"No se controla igual que antes a los crónicos. La atención ha mermado y empeorado”

Sostiene además que las listas de espera –que ya antes del coronavirus eran importantes– se han agravado. “Hay plantas en los hospitales destinadas a ingresar a los pacientes con Covid; por lo tanto hay menos sitio para los demás enfermos”, concluye. Y puntualiza que los perjudicados no son los pacientes más graves –que se siguen priorizando– ni los que precisan operaciones ambulatorias –que se intervienen dado que no necesitan camas–, sino los de gravedad intermedia que sufren los retrasos de un sistema con buena parte de sus recursos ahora centrados en la pandemia.

La presidenta de la Asociación de Lucha contra las Enfermedades Renales en Málaga (Alcer), Josefa Gómez, también afirma que los pacientes crónicos soportan ahora “más demoras en sus citas por la saturación de los centros”. Añade que el estado de alarma supuso un parón que empeoró las listas de espera e inste que el sistema no debe descuidar el seguimiento de estos enfermos porque de lo contrario se producirá un agravamiento de sus cuadros clínicos.

“No se puede abandonar el ritmo de atención de los pacientes crónicos porque empeoran de sus patologías”, advirtió. Como ejemplo del incremento de las demoras que en general está produciéndose en la sanidad, apuntó el caso de una mujer trasplantada de riñón, con un sangrado ginecológico, que estuvo casi cinco meses esperando una intervención. “Tenemos pacientes esperando ser vistos por un especialista y no les llegan las citas”, comenta Gómez.

"Tenemos pacientes esperando ser vistos por el especialista y no les llegan las citas”

De Pablos cree que la salud de muchos pacientes crónicos ha empeorado en estos meses de pandemia “por culpa del sistema”, que ha tenido que dedicar gran parte de sus recursos materiales y humanos a atajar el Covid, detrayéndolos de los que antes destinaba a las demás patologías. Pero también debido a que los propios enfermos han abandonado hábitos saludables –como hacer actividad física– para no exponerse a los contagios.

“Los pacientes crónicos no están confinados de manera obligatoria, pero sí un gran número lo están de forma voluntaria porque muchos son candidatos a la UCI si llegaran a contraer el virus”, apunta el representante de Málaga Accesible. Recuerda que son más vulnerables no sólo por sus patologías crónicas, sino también porque generalmente son personas mayores. “En resumen, entre las razones del sistema y las personales, los crónicos ahora están peor que antes de la pandemia”, asegura.

Por eso, reclama en primer lugar más recursos para la sanidad. En segundo término, que se facilite el acceso telefónico a los centros. “El sistema actual debe simplificarse, debe quitarse ese sistema electrónico y que los pacientes crónicos puedan acceder directamente por teléfono, sobre todo a sus centros de salud”, apunta.

Hace poco más de un mes, tras las colas ante los ambulatorios por las dificultades para contactar con el sistema sanitario, se habilitó un número de móvil por cada centro de salud. Una mejora que se aplica únicamente en el Distrito Sanitario Málaga y para el uso de pacientes Covid, urgentes y más graves. Además, hubo profesionales que cuestionaron esta medida al apuntar que de nada servía que se habilitaran teléfonos si la iniciativa no se complementaba con los profesionales sanitarios suficientes para atender luego a los enfermos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios