Sanidad

Recogida de firmas para que por ley se limite el número de pacientes por enfermero

  • Satse inicia la campaña para que se aplique en la sanidad pública y en la privada

Recogida de firmas en el Hospital Regional. Recogida de firmas en el Hospital Regional.

Recogida de firmas en el Hospital Regional. / M. H.

Que se ponga un límite de pacientes por enfermero para garantizar la calidad de la asistencia y evitar la sobrecarga del profesional. El Sindicato de Enfermería (Satse) ha iniciado una campaña nacional con ese objetivo. A nivel autonómico, el pistoletazo de salida se dio ayer Málaga.

El sindicato comenzó a recoger firmas para presentar una iniciativa legislativa popular (ILP), para lo que requiere juntar 500.000 en nueve meses.

Evidentemente las ratios variarán según se trate de hospitales, unidades de críticos o UCI. “Pretendemos que exista un límite, porque no hay y por lo tanto no se puede exigir”, explicó el secretario provincial de Satse, Juan José Sánchez. Según el representante sindical, esa ausencia de un tope provoca que los enfermeros tengan que atender al doble de los pacientes recomendados por la Organización Mundial de la Salud en la sanidad pública y al triple o más, en la privada.

“Con excepciones, la situación es peor en la privada. Hay que poner pies en pared porque en los últimos años hemos perdido un importante número de profesionales”, indicó.

El sindicato pretende presentar una iniciativa legislativa popular para que se debata en el Congreso

En la provincia hay unos 5.000 enfermeros. Según Satse, de aplicarse las ratios debería duplicarse la cifra, incluyendo tanto los centros públicos como los privados. El sindicato acomete el reto de reunir las firmas para la ILP porque defiende que “es importante que el Congreso debata los problemas de la enfermería”. Aunque Satse consiga las firmas, luego debería debatirse el asunto.

La enfermería ha sido en Andalucía la categoría más castigada por los recortes. Satse ha iniciado la campaña porque en una encuesta entre sus afiliados la falta de plantilla era la principal preocupación, por encima de las reivindicaciones económicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios