Málaga

Última fase de pantallas en la obra del Metro entre Renfe y Guadalmedina

Vista de los trabajos del Metro de Málaga en la Avenida de Andalucía. Vista de los trabajos del Metro de Málaga en la Avenida de Andalucía.

Vista de los trabajos del Metro de Málaga en la Avenida de Andalucía. / Javier Albiñana

Comentarios 1

La Unión Temporal de Empresas (UTE) Metro Conexión, que acomete los trabajos de terminación del tramo Renfe-Guadalmedina de las obras del Metro de Málaga, ha iniciado este miércoles el desmontaje del segundo equipo de la ejecución de pantallas, que constituyen los muros laterales que delimitan longitudinalmente el túnel, una vez que esta actividad se concentra ya en su última fase de apenas 40 metros lineales entre Nazareno del Paso y el estribo oeste del Puente de Tetuán, que marca el final de este tramo y el inicio del siguiente, entre Guadalmedina y Atarazanas.

La construcción del Metro de Málaga, que gestiona la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta, encara así las últimas pantallas de este tramo del suburbano.

En concreto, este tramo discurre entre la Estación El Perchel y el inicio del Puente de Tetuán, con una traza de 718 metros de longitud, cien por cien subterráneos, y una única estación, Guadalmedina, y ubicada junto a la Plaza Manuel Alcántara. La limitación de espacio físico disponible en este último tramo de pantallas, de apenas 40 metros lineales, impide que los dos equipos de pantalla y la maquinaria auxiliar trabajen de modo simultáneo.

La fase de muros-pantalla constituye la de mayor impacto durante la fase de construcción de un metro subterráneo para la ciudadanía, tanto por el alcance de la maquinaria y suministros empleados, como por su prolongación horaria, ya que, por motivos de seguridad, no se puede interrumpir la jornada hasta completar cada uno de los módulos o bataches en los que se divide su ejecución, con la excavación, introducción de armadura y hormigonado final.

Este ritmo de producción se ha intensificado en los últimos meses, con la incorporación del nuevo equipo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, que se marcó como prioridad acelerar los trabajos con afección a la ciudadanía en los dos tramos en construcción, ante los retrasos acumulados en los últimos años y su prolongación en el tiempo, han recordado desde la Junta a través de un comunicado.

Así, a finales del próximo mes de junio se prevé finalizar las pantallas que restan en este tramo Renfe-Guadalmedina. En el tramo Guadalmedina-Atarazanas ya concluyó esta tarea hace unos meses.

Actualmente, el nivel de ejecución global de las pantallas en todo el tramo, incluyendo las que se ejecutaron por el contratista anterior antes de octubre de 2015, fecha en la que se inició la resolución contractual, se sitúa ya en el 96,68 por ciento, equivalente a 1.925,8 metros lineales en planta, que incluye ambos laterales o paredes del túnel que configuran dichos módulos, así como el tramo de pantallas de acceso a la futura estación Guadalmedina en la zona de Armengual de la Mota.

En la actual obra de terminación, iniciada el 31 de julio del pasado 2018, el grado de ejecución las pantallas es del 89,66 por ciento, ya que la UTE Metro Conexión sólo tenía que completar la ejecución de estos módulos en los 220 metros lineales que discurren por la Avenida de Andalucía, dado que en los 486 metros lineales entre La Estación El Perchel y el recinto de la estación Guadalmedina se acometieron los muros pantalla en el marco del anterior contrato.

El metro de Málaga está en servicio comercial desde julio de 2014. Las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano arrojaron un volumen de 6,3 millones de viajeros en 2018. Por su parte, se encuentran en fase de ejecución los tramos Renfe-Guadalmedina y Guadalmedina-Atarazanas, que suman más de un kilómetro de longitud y dos estaciones, que posibilitarán el acceso al centro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios