Sucesos

Ocho personas mueren ahogadas en Málaga en apenas 40 días

  • En solo una semana, del 21 al 28 de julio, perdieron la vida cinco personas por ahogamiento, entre los que estaba un menor de solo 20 meses que cayó a una piscina particular

Bañistas en la playa de Guadalmar. Bañistas en la playa de Guadalmar.

Bañistas en la playa de Guadalmar. / Marilú Báez

Ocho personas han muerto ahogadas en la provincia de Málaga en apenas 40 días. El primer fallecido, según los datos aportados por la Junta de Andalucía a este diario procedentes del servicio de emergencia 112, fue el 21 de junio cuando los equipos de rescate sacaron del agua a una persona de entre 50 y 60 años en la playa de San Francisco en Fuengirola. La última muerte se produjo ayer, 1 de agosto, en Rincón de la Victoria. La Administración autonómica expresó su preocupación por este alto número de casos e insistió en pedir prudencia a los bañistas.  

El mes de julio fue demoledor ya que en apenas 15 días perdieron la vida seis personas, incluyendo un bebé de apenas 20 meses. El 13 de julio fue hallado el cuerpo de un hombre en estado de descomposición en la playa de La Caleta en Málaga, pero lo peor estaba por llegar ya que en la semana del 21 al 28 de julio murieron cinco personas. El 21 de julio rescataron a un hombre de 50 años fallecido en La Carihuela (Torremolinos) a la altura del hotel Pez Espada. Solo un día después, el 22 de julio, hubo dos fallecimientos: un hombre de 57 años en la playa La Rada en Estepona y un hombre de 76 años en la playa de Torre del Mar.

El 24 de julio perdió la vida un joven de 25 años tras ahogarse en el pantano del Chorro en Ardales mientras que el 28 de julio un menor de 20 meses cayó a una piscina particular en un chalé en Alhaurín de la Torre y lamentablemente falleció en el Hospital Materno Infantil.

El mes de agosto ha empezado también con malas noticias. Un hombre de 51 años falleció esta sábado mientras se bañaba en una playa del Rincón de la Victoria. Sobre las 16:20, diversos testigos alertaron al centro de coordinación de que había un hombre con síntomas de ahogamiento en el mar. El hombre fue rescatado del agua y sometido sin éxito a las prácticas de reanimación cardiopulmonar, por lo que los servicios sanitarios solo pudieron certificar su fallecimiento.

Este tipo de accidentes mortales suele producirse más en verano por razones obvias, aunque tiende a haber casos todo el año. El confinamiento provocado por el coronavirus hizo que los ciudadanos tuvieran que permanecer en sus domicilios y bajó el índice de siniestralidad en general, repercutiendo también en los ahogamientos. De hecho el primer fallecido por ahogamiento del año fue en junio mientras que en 2019 hubo personas que perdieron la vida por esta causa en enero, marzo, abril o mayo.

El año pasado perecieron 29 personas de todas las edades por esta causa

El año pasado murieron 29 personas por ahogamiento en la provincia de Málaga y hubo que lamentar el fallecimiento de varios niños, siendo el caso más llamativo el ocurrido el día de Nochebuena en el Club La Costa, en Mijas Costa, donde fallecieron ahogados un hombre de 53 años y sus dos hijos de 16 y 9 años en la piscina de ese establecimiento. Fue una forma terrible de acabar el año, que arrancó el 4 de enero en esta particular estadística con el hallazgo del cadáver de un varón en la playa Luna de Calahonda (Mijas) que posiblemente procedía de una patera.

El 25 de marzo pasó algo similar ya que fue encontrado otro cuerpo, un posible migrante magrebí, en el mar en Nerja, a la altura del Balcón de Europa. El 7 de abril una niña de solo 22 meses se cayó en la piscina de una casa de campo en Alhaurín el Grande y posteriormente falleció en el Materno. Un niño de 4 años se ahogó en una piscina en La Viñuela el 20 de junio y una menor de 5 años también pereció por el mismo motivo el 11 de julio en un hotel en Benahavís.

El resto de personas que perdieron la vida ahogadas tenían una franja de edad desde los 34 hasta los 85 años y perecieron tanto en la playa como en piscinas e incluso en embalses, como el caso de una señora cuyo cuerpo fue hallado en El Limonero el 10 de junio. En el caso de las piscinas, la mayoría de las muertes se suelen producir en instalaciones de viviendas privadas, aunque también hubo un caso de una mujer de 67 años que perdió la vida en una piscina municipal en Ronda el pasado 9 de agosto.

Fuentes de la Junta de Andalucía han mostrado su preocupación por la proliferación de ahogamientos, que el año pasado tuvieron lugar en distintos puntos tanto de la costa como del interior. Desde el gobierno andaluz insisten en pedir prudencia a todos los bañistas, especialmente en días donde haya oleaje o fuerte resaca en la mar, y extremar la atención cuando haya niños pequeños cercanos a piscinas particulares o comunitarias. También recuerdan la necesidad de respetar el nivel de alerta que marquen las banderas en las playas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios