Tribunales

Bajan la petición de pena para la acusada como cómplice en la muerte de un conocido en Málaga y tirar su cuerpo

  • De los 12 años de prisión solicitados inicialmente, la Fiscalía pasa a cuatro

El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio. El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio.

El acusado, a la derecha, en el inicio del juicio. / Daniel Pérez | EFE

La Fiscalía ha modificado la pena solicitada para la mujer acusada como cómplice de su entonces pareja (procesado como presunto autor) de la muerte de un conocido en Málaga y dejar su cadáver en la carretera del paseo marítimo de la capital en diciembre de 2018.

De esta forma, considera que se debe aplicar una atenuante y ha rebajado su petición para ella a cuatro años de cárcel, en lugar de los 12 años iniciales.

Así lo han informado a Europa Press fuentes del caso, quienes han señalado que el juicio con jurado popular ha quedado pendiente del veredicto tras la sesión celebrada este jueves donde se han expuesto las conclusiones definitivas e informes finales. La Fiscalía solicita 19 años de prisión para el hombre como presunto autor de un delito de asesinato.

Por su parte, la acusación particular, que representa a la familia del fallecido, ha mantenido la petición de 25 de prisión para él y 15 años para ella. El procesado declaró que actuó en legítima defensa, asegurando que fue la víctima la que sacó el cuchillo y negando que tirara el cuerpo; mientras que la acusada rechazó todos los hechos y aseguró que no denunció por miedo.

Los hechos sucedieron en la noche del 29 al 30 de diciembre de 2018 en la capital, cuando los acusados salieron a cenar con otra pareja y se encontraron en un bar con la víctima, que se unió al grupo, siguiendo por otros locales hasta que cerraron, sin que se produjeran discusiones ni problemas. Según la acusación, el procesado conocía al fallecido del barrio y de prisión.

El fiscal señala en su escrito que cuando se quedaron los tres en una playa, el acusado cogió un cuchillo, salió del coche, fue donde estaba la víctima y, supuestamente, "de forma sorpresiva y por la espalda", la emprendió "a puñaladas con él, quien apenas pudo hacer nada para defenderse". Según la acusación particular, el hombre lo "tenía premeditado".

Así, el joven recibió hasta 18 puñaladas, que no produjeron de forma inmediata el fallecimiento, sino que, dice la acusación pública, "acabó muriendo desangrado" en los minutos siguientes en el maletero del coche donde supuestamente el procesado y su pareja, que "había presenciado toda la agresión", lo metieron. Cuando llegaron al paseo marítimo, detuvieron el coche y sacaron el cuerpo, "dejándolo en medio de la calzada para deshacerse del cadáver".

Tras esto, señalan las acusaciones, los procesados pasaron semanas desaparecidos, cambiando de ubicación para no ser descubiertos. En enero de 2019, la acusada salió de su escondite y fue detenida; mientras que el hombre lo fue igualmente en marzo de dicho año pero en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios