Málaga

Familiares piden un plan de choque para la salud mental en la provincia de Málaga

  • Exigen la atención integral de pacientes psiquiátricos con adicciones en un mismo dispositivo

Familiares piden un plan de choque para la salud mental en la provincia de Málaga Familiares piden un plan de choque para la salud mental en la provincia de Málaga

Familiares piden un plan de choque para la salud mental en la provincia de Málaga

En la provincia hay unos 7.000 pacientes con trastornos psiquiátricos graves. Los familiares llevan más de una década denunciando que tanto los recursos sanitarios como los sociales son insuficientes. Ahora piden un plan de choque para la salud mental.

“Málaga es la provincia peor dotada de Andalucía”, asegura el presidente de la Asociación de Familiares con Enfermos de Esquizofrenia (Afenes), Miguel Acosta. Y como los recursos se quedan cortos, la carga de la atención acaba recayendo en las familias.

Acosta clama por enésima vez por dispositivos que atiendan al mismo tiempo la enfermedad mental y las adicciones. Es lo que se conoce como la patología dual. En la actualidad, el sistema sanitario atiende el trastorno psiquiátrico y los centros provinciales de dependencia (CPD) tratan el problema con las drogas. El presidente de Afenes denuncia que en muchas ocasiones en la sanidad se plantea que primero se aborde la adicción y en el CPD, que se comience tratando la patología mental. “Y lo que hace falta es que de una vez haya un dispositivo que trate de forma integral a estas personas”, reclama.

Acosta confía en que integración de los CPD en el Servicio Andaluz de Salud –que hace más de un mes anunció la Consejería de Salud– sea “el inicio del camino de un modelo integrado de asistencia que ya se aplica en otras comunidades autónomas”. Es la prioridad número uno que desde Afenes se plantea para el plan de choque que reclama para la salud mental de la provincia.

Otra reivindicación es el incremento de 30 camas de agudos y 30 de media estancia para la zona occidental de la provincia, la que tiene el Clínico como hospital de referencia. Los familiares llevan demandando desde hace casi dos décadas la apertura de la unidad de agudos del Hospital Costa del Sol, que aportaría esas camas. La ampliación del centro sanitario –al que va ligada su puesta en marcha– se ha desbloqueado y las familias esperan que se salde esa deuda asistencial con la parte occidental de Málaga.

Afenes asegura que “Málaga es la provincia peor dotada” en toda la comunidad autónoma

Pero también hay “propuestas para mejorar la atención de la salud mental” que atañen al área de cobertura del Hospital Regional. Para esta parte de Málaga, Afenes reivindica un hospital de día, un dispositivo que permite la asistencia diurna sin ingreso.

La asociación también plantea la necesidad de unidades de intervención en crisis que hagan seguimiento a los pacientes una vez que vuelven a su casa tras un brote psiquiátrico. Los familiares argumentan que un buen control reduce las posibilidades de recaídas.

Para Afenes, el plan de choque debe incluir también una ampliación de las plazas concertadas para media y larga estancia que el SAS tiene con el Hospital San Juan de Dios. En la actualidad asciende a medio centenar. Acosta aclara que esa cifra es para toda Andalucía. “Es una cantidad absolutamente insuficiente y es necesario duplicarla”, sostiene. La asociación lleva casi una década pidiendo esta mejora de cara a incrementar los recursos, pero hasta ahora no ha tenido éxito en su demanda.

Afenes también pide que se estudie la creación de un Defensor del Paciente de Salud Mental, que se impulsen las terapias comunitarias para atender a las personas con trastornos psiquiátricos en su entorno y que promueva las habitaciones de confort en los hospitales para “evitar las contenciones mecánicas”. Estos espacios están especialmente adaptados para evitar que los pacientes se autolesionen al golpearse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios