Málaga

El presidente de la Diputación de Málaga tacha de "cínico" el pacto del PSOE para aislar a Cassá

  • Salado recuerda que los socialistas sí gobiernan con tránsfugas en Torremolinos y Alcaucín 

  • De la Torre se pregunta por qué e PSOE "ha tardado tanto" en plantear este acuerdo

Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá. Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá.

Francisco Salado, presidente de la Diputación, habla con Juan Cassá. / Javier Albiñana (Málaga)

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha criticado el pacto propuesto por el PSOE este lunes para que el resto de fuerzas políticas del Ayuntamiento y la institución provincial no utilicen el voto del no adscrito Juan Cassá, ex de Ciudadanos; y ha asegurado que con este planteamiento "han vuelto a demostrar su cinismo e hipocresía". Así, ha recordado a los socialistas que "están gobernando con tránsfugas" en Torremolinos y Alcaucín.

"El PSOE de Málaga es un partido oportunista e incoherente, el partido del engaño y del postureo, de lecciones vendo que para mí no tengo", ha expuesto Salado, quien ha añadido que cuando dejen de gobernar "con tránsfugas homologados en Torremolinos y Alcaucín, podrá hacer propuestas".

Mientras tanto, ha indicado el dirigente de la Diputación, "no tienen ni legitimidad ni credibilidad". Además, ha emplazado al PSOE a "leerse mejor el Pacto Antitransfuguismo que ellos mismos firmaron, porque si se lo leyeran sabrían que Juan Cassá no es un tránsfuga". "Tránsfugas son los concejales de Vox y de Ciudadanos que engañaron a sus electores y dejaron a sus partidos para colocar de alcalde de Torremolinos al socialista José Ortiz", ha enfatizado Salado.

En este punto, ha considerado que al PSOE "le duele que haya estabilidad en los gobiernos de la Diputación y del Ayuntamiento de Málaga, le duele que se cumpla la voluntad expresada en las urnas por la mayoría de los malagueños, que no es otra que tener gobiernos moderados y de centro".

"Ellos son especialistas en torcer la voluntad de los votantes y en fabricar componendas con extraños y peligrosos compañeros de viaje, como Podemos, los independentistas y los herederos de ETA", ha sostenido el presidente de la Diputación, quien ha incidido en que esta institución está centrada en el Plan Málaga "y en sacar adelante los proyectos y las inversiones y ayudas que necesitan los malagueños y los 103 municipios de la provincia, y no en esta política barata de circo que tanto le gusta al PSOE".

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, por su parte, no ha entrado en excesivas consideraciones respecto al planteamiento socialista. Pero sí se ha preguntado por qué los socialistas "han tardado tanto" en plantear un gran pacto que permita aislar políticamente a Juan Cassá, al que consideran tránsfuga, cuando su baja de Cs se formalizó a principios del pasado mes de mayo.

Para De la Torre, frente a la tesis que maneja el PSOE, la estabilidad del gobierno municipal no está cuestionada. "No veo situación de inestabilidad en el equipo de gobierno; antes del 4 de mayo el señor Cassá estaba cumpliendo el pacto de coalición con Cs y después del 4 de mayo, aunque no está en Cs, ha seguido votando en la misma posición que el PP y Cs", ha apuntado.

El guante que sí ha recogido es el relativo a la llegada a acuerdos en interés de la ciudad, con clara alusión a la actual crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y sus consecuencias económicas. "Ahí vamos a estar abiertos al diálogo”, ha apuntado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios