Málaga

Unos 2.000 profesores no saben aún dónde darán clase este curso

  • La mayor parte son los nuevos funcionarios que aprobaron las últimas oposiciones de secundaria celebradas a principios de verano · Los sindicatos piden mayor celeridad a la hora de adjudicar los destinos

Más de 2.000 profesores de la provincia de Málaga no saben aún en qué instituto impartirán clases este año. A falta de una semana para que comiencen las clases del curso 2008/09, la Junta de Andalucía todavía no ha publicado el listado definitivo donde se adjudican las plazas. Por ello, ni los que aprobaron las oposiciones celebradas al inicio del verano (algo más de 1.900 en Málaga), ni aquellos que han solicitado comisiones de servicio por diversos motivos, como tampoco los interinos que hayan optado a una vacante a cubrir a lo largo de todo el curso escolar. Eso ocurre en Secundaria, porque en Infantil y Primaria las plazas definitivas se conocieron a primeros del mes de agosto.

Muchos de los profesores tienen ya su plaza provisional desde el pasado 1 de agosto, pero cuando sus compañeros con la definitiva acudieron a los institutos, ellos no. "No tiene sentido que vayan porque no saben si se van a quedar allí o irse a otro municipio y son horas de trabajo perdidas", explica José Fernández, de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras. Además, este año ha habido una gran cantidad de reclamaciones "porque en el proceso ha habido muchos errores y se deben subsanar caso a caso", explican desde el sindicato Ustea. Por ello, los profesores que están aún pendientes de si su centro educativo va a estar en Fuengirola, Colmenar o Cortes de la Frontera. O cualquier otro municipio andaluz, porque pueden ser destinados incluso a otras provincias. "Pero lo lógico sería que todo el mundo conociese su destino el 1 de septiembre, porque así se podría hacer todo mucho mejor", añade Fernández.

En principio, está previsto que mañana a última hora de la mañana o el martes se publiquen los listados definitivos. Y en un plazo máximo de 48 horas, los profesores deberán estar ya incorporados. Surgen ahí dos tipos de problemas. Unos, personales, como buscar una vivienda donde alojarse si el municipio de destino es diferente a aquel donde residen. Y, otros, laborales: los profesores tienen apenas tres días para reunirse en claustro con sus compañeros y organizar horarios, actividades de los departamentos "y todo lo que conlleva un instituto", añade Gonzalo Guijarro, de la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA).

Además, será entonces cuando los directores de cada centro de secundaria puedan conocer las bajas reales que tienen y solicitar a la Consejería de Educación la llegada de nuevos docentes, "porque hasta el momento no saben el motivo de las ausencias que tienen", afirma Fernández. Tampoco serán cubiertas hasta que lleguen los alumnos, porque es cuando empiezan las clases cuando se gestionan las sustituciones.

Las causas de todo el retraso en la adjudicación de plazas definitivas son achacadas, precisamente, a las últimas oposiciones. La gran cantidad de plazas ofertadas (más de 9.000) ha ralentizado la adjudicación, pero también los cambios en la Dirección General de Educación. "Hay nuevos equipos y todo está yendo más lento", dicen los sindicatos. Además, el nivel de funcionarios está "bajo mínimos" en Educación en el mes de agosto, "por lo que todo el trabajo no se hace en realidad hasta primeros de septiembre".

Las organizaciones sindicales están pendientes de una reunión que la Dirección General de Educación prometió para la primera semana de septiembre en la que conocer en detalle cómo se encuentran los colegios e institutos: bajas, refuerzos por la Ley de Calidad, problemas, necesidades... "y también cómo ha quedado concretamente todo el concurso de oposiciones, del que no se saben todos los detalles", explicó el responsable de Enseñanza en Comisiones Obreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios