Málaga

La pesca quedará prohibida durante la búsqueda de gas en la costa oriental

  • La multinacional CNWL Oil dice que compensará al sector y que no habrá impacto para la fauna

Comentarios 2

Los pescadores de las provincias de Almería, Granada y Málaga no podrán faenar en las zonas delimitadas para la búsqueda de gas por la multinacional canadiense CNWL Oil durante los 40 días que está que previsto que dure la campaña sísmica. La empresa está estudiando los datos sobre las capturas que dejarán de obtener para así poder compensar justamente a los afectados.

Pero la primera fase del proyecto de investigación llamado Chinook, cuyos permisos fueron concedidos por el Gobierno central en 2010 para buscar gas en la costa oriental andaluza, no tendrá ningún impacto para la fauna marina del Mar de Alborán. Así lo aseguró ayer la compañía y así se desprende del estudio de impacto ambiental realizado previo paso a llevar a cabo estos trabajos.

Ni los cetáceos ni las tortugas marinas que transitan por la zona sufrirán impactos, según la canadiense, porque se adoptarán medidas de precaución. En el primer caso, el barco encargado de hacer la prospección llevará a bordo especialistas en la detección de estos mamíferos para demorar el comienzo de la actividad si se observa su presencia en una zona de 500 metros a la redonda. Además, el estudio de impacto ambiental señala que la embarcación dispondrán de hidrófonos para detectar a los cetáceos por la noche o en casos de escasa visibilidad.

Este documento elaborado por CNWL Oil fue publicado el pasado 10 de julio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), pero debía ser publicado también en los boletines provinciales de Almería, Granada y Málaga para que comenzara oficialmente el periodo de alegaciones. El último anuncio se produjo en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga el pasado lunes y es por tanto el día desde el que empiezan a contar los 30 días hábiles de información pública.

En el caso de que el Gobierno autorice esta primera fase, los trabajos consistirán en realizar una campaña de datos sísmicos en tres dimensiones en un área de 1.189 kilómetros cuadrados con el objetivo de determinar la estructura geológica del subsuelo marino y su potencial en recursos de gas natural, que no petróleo. La localización exacta de la superficie objeto del estudio se enmarca en pleno mar de Alborán, a unos kilómetros al sureste del puerto de Málaga y a 17 kilómetros al sur de del puerto de Motril (Granada). La técnica utilizada para la obtención de estos datos, con los que posteriormente se determinará la existencia o no de bolsas de gas en la zona, será el empleo de emisiones de onda acústica mediante dispositivos de aire comprimido que serán arrastrados por una embarcación especializada a una profundidad de entre cuatro y ocho metros bajo la superficie del mar.

Según la empresa, el conocimiento del subsuelo marino es vital para la investigación que se desarrolla y confía en que con estos datos se pueda determinar la existencia de gas. Los datos geológicos permitirán, además, conocer y estudiar otra información de índole oceanográfica como los riesgos de ruptura de taludes submarinos, focos de sismicidad y fallas activas en toda esa zona del Mar de Alborán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios