Málaga

Reanudan el juicio por narcotráfico contra 24 personas, dos de ellas guardias civiles

  • La Fiscalía pide más de 150 años de cárcel por pertenencia a un grupo criminal

La fachada de la Ciudad de la Justicia.

La fachada de la Ciudad de la Justicia. / M. H. (Málaga)

La Audiencia de Málaga reanudará este lunes el juicio contra veinticuatro personas, entre ellas dos agentes de la Guardia Civil destinados en Salobreña, para las que la Fiscalía pide un total de más de 150 años de cárcel por pertenencia a un grupo criminal dedicado a introducir droga para transportarla a Francia.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, la vista se reanudará con las testificales de los guardias civiles que intervinieron en el caso, así como de diferentes peritos, y quedarán para las dos últimas sesiones las conclusiones definitivas e informes de la Fiscalía y de las defensas.

En las sesiones celebradas hasta ahora, los dos agentes procesados resaltaron que desde la posición y puesto que ocupaban no tenían la posibilidad de facilitar dato alguno sobre la Guardia Civil, así como de los servicios que prestaban.

Asimismo, aseguraron que ellos no tenían cometidos de control de la costa, que solo conocían a algunos de los imputados por ser del pueblo y que no se han reunido con ninguno de ellos, además de negar que hayan realizado u organizado alguno de los alijos que han atribuido a este grupo.

Por su parte, los instructores de las diligencias policiales ratificaron el atestado realizado, así como las intervenciones y las detenciones de las veinticuatro personas que están siendo juzgadas.

Además, aclararon a preguntas de la Fiscalía y de los letrados las intervenciones, detenciones y seguimiento que realizaron de los imputados, y desgranaron la participación de cada uno de los acusados según sus investigaciones.

El Ministerio Público indica en sus conclusiones provisionales que varios de los acusados se dedicaban al tráfico de sustancias estupefacientes traídas a España por vía marítima desde Marruecos para transportarla a Francia, y contaban en esta actividad con el resto de los implicados.

Entre las actuaciones realizadas por este grupo se encuentra el traslado en vehículo en abril de 2016, por parte de dos de los acusados, de 97 kilogramos, aunque fueron sorprendidos en Torrelavega y uno de ellos consiguió escapar.

Posteriormente, en mayo de ese mismo año organizaron un transporte de hachís que pretendían ocultar en un camión de frutas y verduras con destino a Perpiñán (Francia), pero fueron detenidos varios de ellos en la A-7 en el municipio de Vélez-Málaga en una furgoneta con la mercancía que transportaban y en un turismo de alquiler que utilizaban de lanzadera.

Por su parte, otros miembros se dedicaban a introducir la droga por vía marítima, para lo que contaban presuntamente con la colaboración de dos agentes de la Guardia Civil destinados en Salobreña que, supuestamente, a cambio de una compensación económica, facilitaban el cuadrante de servicio de la zona y concretaban cuándo podía llegar la embarcación sin ser interceptada.

En una de las operaciones realizadas en junio de 2020 fueron sorprendidos algunos de los imputados en Rincón de la Victoria con un alijo de más de 2.100 kilogramos de hachís repartidos en 71 fardos y con un valor de más de 3,3 millones de euros.

Tras las detenciones, los agentes desarrollaron varios registros en domicilios y en uno de ellos localizaron diferente documentación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Málaga y Almería, de la Comandancia de Granada y de Aduanas de Algeciras, entre otros.

Asimismo, encontraron numerosos dispositivos móviles, tarjetas SIM y diferentes cantidades de dinero en efectivo.

El Ministerio Fiscal considera que los hechos constituyen nueve delitos diferentes, entre ellos, pertenencia a grupo criminal, tráfico de sustancias estupefacientes y robo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios