Málaga

La reordenación de dos calles de Campanillas agrava los atascos del PTA

  • Cada mañana se colapsan los accesos al parque y se bloquea la A-357

  • Los conductores quedan atrapados más de media hora

La reordenación de dos calles de Campanillas agrava los atascos del PTA La reordenación de dos calles de Campanillas agrava los atascos del PTA

La reordenación de dos calles de Campanillas agrava los atascos del PTA

Desde mediados de septiembre, coincidiendo con el regreso a las aulas en los institutos y la vuelta de vacaciones, los atascos en Campanillas y en la A-357 han crecido de forma exponencial. Los trabajadores del Parque Tecnológico y todos los que necesitan desplazarse desde Málaga a las localidades del Valle del Guadalhorce se quedan atrapados en sus vehículos entre 30 y 40 minutos cada mañana. "Está peor que nunca, esto ha sido un antes y un después", apunta Carmen, que trabaja en el PTA desde hace 19 años. Y es que la reordenación de dos calles de Campanillas ha provocado un "efecto dominó" que repercute a todas las vías de acceso al parque. El colapso es tal que los conductores taponan los dos carriles de la A-357 y, por tanto, frenan la marcha de los que quieren continuar a Cártama, Álora o Alhaurín. Los afectados ya están elevando sus quejas de forma masiva al PTA y al Consistorio.

A principios de septiembre, el área de Movilidad del Ayuntamiento modificó el tramo final de la calle Cristobalina Fernández para dejarlo en un solo sentido. Así se atendía "la queja del Defensor del Pueblo y de asociaciones vecinales que pedían rebajar el tráfico de paso tan intenso por parte de los trabajadores del PTA", explica Elvira Maeso, concejala del ramo. "Es una calle residencial, que pasa por la puerta del instituto Torre del Prado y del centro social, en teoría no es una vía principal pero se utilizaba como tal y una parte se ha puesto en sentido contrario para evitar el tráfico de paso", apunta Maeso. La idea era volver a desviar el tráfico a la vía principal y ofrecer una nueva regulación semafórica con un aumento del tiempo de verde, como ocurre en el paseo marítimo. "Todo el incremento de colas que está habiendo no se centra solo en la calle, no se le puede imputar el problema a esa nueva ordenación", estima la concejala. Sin embargo, el empeoramiento de una situación ya complicada coincide con este cambio.

"Ya había problemas antes, pero tardaba 20 minutos en llegar al parque desde Teatinos y no el doble como ahora", protesta Carmen, que invierte mucho más tiempo y gasolina en llegar al PTA. "Estamos desesperados", dice y comenta que ella solía usar la calle Cristobalina Fernández para acceder al parque. "En la calle hay varios pasos de peatones elevados y los coches pasaban despacio, yo no veía riesgo para la seguridad", argumenta. Para ella "la solución a una queja vecinal está perjudicando a otras 20.000 personas".

Alejandro Blanco es director del colegio público Cano-Cartamón, del municipio de Cártama. "Si uno quiere ir hacia el Valle del Guadalhorce desde el centro de la ciudad se tarda una hora, es imposible tires por donde tires, profesores y alumnos llegan tarde y hay que salir mucho antes de casa, por lo que la conciliación se agrava y la entrada puntual también", comenta el docente. Ha probado todas las alternativas posibles pero todas las encuentra igual de saturadas. "Para estar en el colegio un poco antes de las 9:00 tengo que salir a las 7:40", se queja al tiempo que señala que de los tres años que lleva desplazándose a su centro "éste es peor que ninguno, es horrible, la situación ha empeorado a niveles preocupantes".

Iris Suárez también es profesora y se desplaza a diario hasta Álora. "Siempre ha habido un poco de atasco pero el tráfico era bastante fluido, en cinco minutos te quitabas el atasco de entrada al PTA", comenta. Desde hace algunas semanas tienen que sumar media hora más a su recorrido. "He probado a salir en distintas horas y siempre es lo mismo, estamos parados durante varios kilómetros y tardamos más de media hora en hacer ese tramo, le tienen que dar una solución", dice la docente y señala que ya está notando el gasto extra en combustible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios