Elecciones Andalucía | Málaga

El PSOE: “Es una noche triste para la izquierda y los demócratas”

  • El PSOE gana en Málaga, pero pierde 50.506 votos y llama a frenar a la “extrema derecha”

Las encuestas vaticinaban en Málaga un resultado ajustado entre las cuatro fuerzas en cabeza. Un PSOE a la baja aspiraba a mantenerse líder. Los socialistas asumían el desgaste electoral en la provincia pero esperaban perder solo un diputado. Y no dos, como ha ocurrido en estas elecciones al Parlamento andaluz. El PSOE continúa siendo el partido político más votado en la provincia pero con una pérdida significativa de la confianza de los ciudadanos.

Los socialistas han logrado en esta ocasión 152.279 votos, dejándose por el camino un total de 50.506 respecto a los últimos comicios de 2015. La aflicción era notoria en la sede del PSOE, donde el candidato y secretario general de los socialistas de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, tomaba la palabra pasadas las 23:15 arropado por militantes del partido, entre otros la secretaria general del PSOE local y también delegada de Educación, Patricia Alba, además de por el portavoz del grupo municipal socialista, Daniel Pérez.

Visiblemente afectado por la inesperada debacle, Ruiz Espejo reconocía que, pese a haber vencido en siete de las ocho provincias andaluzas, “no podemos estar contentos por el retroceso de la izquierda y la entrada de la extrema derecha en la política”, con lo que se da comienzo a un “nuevo ciclo electoral”. “Es una noche triste para toda la izquierda y los demócratas por el resultado que ha cosechado la extrema derecha en Málaga”, se lamentaba tras haber permanecido reunido a puertas cerradas mientras se difundían los resultados.

"No podemos estar contentos por el retroceso de la izquierda y la entrada de la extrema derecha en la política"

El candidato comenzaba su intervención dando las gracias a los militantes y simpatizantes que han trabajado durante toda la campaña electoral, que se ha llevado a cabo “calle a calle, pueblo a pueblo”.La victoria, aunque amarga, no ha sido, en palabras del secretario general de los socialistas de Málaga, “tarea fácil por la fragmentación del electorado”. “Se ha librado una dura batalla en estas elecciones”, admitía. En la misma línea ya se pronunció el entonces secretario provincial, Miguel Ángel Heredia, en 2015, cuando los socialistas perdieron un escaño y unos 20.000 apoyos respecto a los comicios de tres años antes.

Ruiz Espejo culminó reproduciendo algunas de las palabras pronunciadas minuto antes por la líder regional de su fuerza política, Susana Díaz, que aludía al “retroceso de la izquierda en Andalucía”. Asimismo, el socialista apelaba a la “responsabilidad de todos los partidos para frenar a aquellos que defienden la quiebra de la convivencia”, al tiempo que destacaba que el PSOE asumirá esa tarea “como partido más votado” para lograr “ese dique de contención a la deriva radical que representa la extrema derecha”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios