Málaga

Detenida por robar en un supermercado y amenazar a los empleados con una navaja

  • Los trabajadores lograron retenerla hasta que llegaron los agentes de la Policía Local

Policías Locales en Málaga, durante el estado de alarma del coronavirus.

Policías Locales en Málaga, durante el estado de alarma del coronavirus. / Javier Albiñana

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a una mujer nacida en Lleida y vecina de Málaga, de 25 años, como presunta autora de un delito de robo con intimidación, ya que, al parecer, la mujer, delincuente habitual había robado en un supermercado y amenazado al personal con una navaja.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 12:30 del viernes 27 de marzo en un supermercado situado en el centro de Málaga, concretamente en calle Victoria, cuando los trabajadores sorprendieron a la mujer en una zona privada del establecimiento, concretamente, en una habitación habilitada para las taquillas de los empleados.

En ese momento, los trabajadores se acercaron a ella para recriminarle el hecho, a lo que la mujer respondió sacando y esgrimiendo una navaja para amenazarlos con palabras tales como: “más vale que no os acerquéis a mí”, explicaron desde la Policía Local a través de un comunicado. A pesar de ello, los trabajadores, que reconocieron a la mujer por su habitualidad para perpetrar hurtos en el supermercado, lograron retenerla hasta la llegada de una dotación de la Policía Local de Málaga, la cual habían solicitado previamente.

Tras personarse con premura y entrevistarse con los trabajadores, los policías locales se dirigieron hacia la mujer, que se encontraba oculta tras un frigorífico, conminándola a que arrojara la navaja tras observar que aún la portaba en sus manos, terminando por seguir las indicaciones de los agentes y dejarla caer al suelo, siendo recogida e intervenida por los mismos.

Los policías locales procedieron a la identificación de la autora, a la cual ya conocían con motivo de su amplio historial delictivo. En ese momento, una de las trabajadoras del supermercado, tras revisar su bolso, echó en falta los 59 euros que tenía en su interior, manifestando la individua, a preguntas de los agentes, que había arrojado el dinero a una caja de basura al verlos llegar.

Además, los agentes fueron informados por otros dos trabajadores del supermercados que el día anterior, jueves 26 de marzo, sorprendieron a la misma persona en el mismo lugar, conminándola a que se marchara de allí y dándose cuenta a posteriori de que les había sustraído dinero, concretamente 30 euros a uno y 15 al otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios