Los efectos de las lluvias El 20% de la producción de aceituna se ha perdido

El temporal deja daños millonarios en el campo y unas mil incidencias

  • La Junta calcula que las precipitaciones y la nieve de los últimos días han supuesto pérdidas de unos 26 millones de euros, a los que se suman los 5,5 millones de los desperfectos provocados en viviendas y coches

Nunca llueve a gusto de todos y en esta ocasión el temporal de lluvia y nieve que ha azotado a la provincia de Málaga en los últimos día más que beneficiar ha dejado pérdidas millonarias. En unos 26 millones de euros se calculan los daños ocasionados en el campo malagueño, que se suman a los casi 5,5 millones en los que el Consorcio de Compensación de Seguros ha valorado los desperfectos que causó la tromba de agua caída el pasado jueves en Málaga capital, Alhaurín de la Torre y Torremolinos.

Casi mil reclamaciones ha recibido en tan sólo unos días el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda. La mayoría, unas 850 en total, se han debido a los desperfectos que la lluvia provocó en viviendas, locales, garajes y naves industriales. El resto, entre unas 150 y 180, fueron por daños en vehículos.

Pero la peor parte se lo ha llevado el sector agrícola. Han sido las infraestructuras del sector, especialmente los caminos que conducen a las explotaciones, los que mayores daños presentan. En concreto, se calcula que ascienden a unos 20 millones de euros, lo que hace necesaria una fuerte inversión para poder recuperar la normalidad.

No obstante, el delegado provincial de Agricultura, Antonio Moreno, aclaró que "son datos provisionales" puesto que ha sido imposible acceder todavía a algunas parcelas y "el hecho de que siga nevando y lloviendo puede agudizar los problemas existentes". El sector más afectado por las lluvias ha sido el del olivar. Los agricultores estiman que el 20% de la producción de aceituna malagueña se ha perdido en estas semanas. Mientras que en la Serranía de Ronda se estima incluso que esta cifra puede ascender hasta el 30%. De hecho, de los 20 millones de kilos de aceitunas que se esperaba recoger, únicamente han podido llegar a las almazaras unos 5 millones de kilos. El resto permanece en los olivares a la espera de que pueda accederse a los mismos.

Tras la aceituna, los cítricos es otro de los sectores más afectados, con una perdida de la producción también cercana al 20%. No obstante, en este caso los productos subtropicales, que tienen un gran peso en la provincia, no se han visto perjudicados por las intensas lluvias, al haberse terminado la campaña de recogida pocos días antes.

Por contra, los productores de naranjas sí que han sufrido importantes pérdidas por el temporal. Parte de la producción se ha caído de los árboles y ya no tendrá salida para la venta en mercados.

De igual modo, se teme que la campaña del cereal también puede resultar afectada, aunque para ello habrá que esperar a que pase algo más de tiempo. A pesar de ello, los primeros cálculos también apuntan a pérdidas de entre el 20 y el 30% debido a que el agua ha arrastrado en algunas zonas buena parte de la cubierta vegetal sobre la que se siembran los cereales. Incluso se teme que las zanjas que han producido pueda impedir la recogida de parte de los cereales en algunos puntos.

De momento, las oficinas comarcales agrarias están sirviendo como vehículo para hacer llegar hasta los responsables de la Junta los daños sufridos en el sector, que ha sido el más afectado por el temporal. Desde la Delegación Provincial de Agricultura se espera poder hacer una balance mucho más exacto la próximo semana, "si es que ha dejado de llover", dijo Moreno.

Además, está previsto que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía apruebe hoy diferentes decretos de ayudas a los municipios más afectados. "Entre ellos seguro que estará Ronda", dijo Moreno, que reconocía que la comarca rondeña ha sido uno de los puntos más afectados de la provincia de Málaga. A pesar de los daños producidos, el responsable provincial de Agricultura valoró positivamente las lluvias caídas, al considerar que tendrán un efecto beneficioso en un plazo de 2 ó 3 años.

Pero la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) Málaga pidió ayer a la Administración que "no se relaje en la ejecución de las obras hidráulica", y precisó que "ahora que ha llovido con abundancia no se cuelen debajo del montón y continúen siendo una prioridad". Así, el secretario general de Asaja Málaga, Carlos Blázquez, indicó que "en épocas de sequía siempre hemos defendido la tesis de que el problema de nuestra provincia no es la falta de agua, sino la falta de infraestructuras para almacenar el agua que garantice el consumo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios