sucesos

El tiroteado en Benahavís que fue acribillado con dos armas da positivo en coronavirus

  • Fue atacado por dos personas que emplearon un subfusil y una pistola 

  • Abrieron fuego contra la víctima desde los laterales del coche, un Bentley de lujo

Ciudad de la Justicia de Málaga. Ciudad de la Justicia de Málaga.

Ciudad de la Justicia de Málaga. / Javier Albiñana

El hombre que en la noche del domingo fue encontrado muerto en el interior de un vehículo aparcado en Benahavís ha dado positivo en coronavirus. Así se desprende de la PCR que se le ha practicado al cadáver en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, según han confirmado fuentes próximas al caso. La prueba se realiza por protocolo a todos los cuerpos que se trasladan hasta dichas instalaciones judiciales. 

La autopsia, que dada la complejidad del caso ha continuado también este martes, ha revelado que la víctima recibió varios disparos por parte de dos personas, a las que la Guardia Civil sigue buscando. El individuo murió como consecuencia de las múltiples heridas –varias de ellas en la cabeza– que le ocasionaron los impactos de bala, que corresponden a dos tipos de armas distintas: un subfusil y una pistola.

 Las pesquisas, según informaron fuentes próximas al caso, apuntan a que el tiroteo podría estar relacionado con un nuevo ajuste de cuentas por tráfico de drogas. Los atacantes siguieron un modus operandi similar al empleado en otros episodios violentos registrados en la Costa del Sol. Los investigadores creen que estos abrieron fuego desde el exterior de ambos laterales del vehículo en el que el individuo viajaba. De la investigación se desprende que la víctima acababa de aparcar en la urbanización de lujo Capanes del Golf cuando fue sorprendida a tiros. Hacia las 9 de la noche, la Guardia Civil pedía asistencia al 112 para una persona ante la sospecha de que pudiera seguir viva, pero solo se pudo certificar su muerte.

La actuación se vio dificultada por el hecho de que el automóvil tenía el cierre automático de puertas activado. Los agentes que acudieron hasta el lugar localizaron el cadáver en un vehículo deportivo de la marca Bentley y matrícula marroquí. La investigación apunta a que la víctima acababa de aparcar y que todavía no se había apeado del coche, que tenía el motor en marcha, cuando recibió numerosos disparos desde el exterior. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios