Málaga

El tráfico de contenedores repunta en el puerto

  • Además de los tres barcos que semanalmente cubren dos líneas regulares, marzo se cerró con 12 buques portacontenedores

Portacontenedores operando en la terminal del muelle nueve la pasada semana. Portacontenedores operando en la terminal del muelle nueve la pasada semana.

Portacontenedores operando en la terminal del muelle nueve la pasada semana. / J. C. C.

El mes de marzo se ha cerrado con un significativo incremento en el número de buques portacontenedores llegados al puerto. Sin tratarse de barcos de grandes dimensiones y capacidades que en la actualidad no podrían operar en la terminal del muelle nueve por no haber unas grúas adecuadas para estos trabajos, el goteo de buques llegados en las últimas semanas apunta la posibilidad de que el tráfico de contenedores regresará de forma paulatina, aunque en mucho menor escala que en el pasado, a las aguas malagueñas.

Manteniéndose tres escalas semanales en un par de líneas regulares gestionadas por dos operadores diferentes, a las habituales llegadas malacitanas de los buques Sven, Doris Schepers y Neuberg que realizan rutas de importación y exportación, habría que sumar los 12 portacontenedores que han atracado en el recién finalizado mes marzo. Y aunque la compañía de operaciones logísticas y portuarias Noatum, concesionaria del muelle número nueve, no ha confirmado la reactivación de este tráfico al puerto malagueño, según ha podido saber este diario, existen una serie de negociaciones con diferentes operadores del sector que podrían cerrarse para que los portacontenedores volvieran a atracar de forma habitual en esta terminal.

El regreso a principios de marzo de tres apiladoras de contenedores (transtainers), las mismas que salían de Málaga con destino a Valencia el 5 de julio de 2017, dibuja la posibilidad de un incremento de estos atraques; un hecho que pasaría por la imperiosa necesidad de que llegaran a la terminal nuevas grúas Super Post Panamax como las que se marcharon en 2016 y 2017. Y si bien el incremento de portacontenedores llegados en marzo más los previstos para abril podría atender a saturaciones puntuales de trabajo en las terminales geográficamente más cercanas al puerto malagueño (una circunstancia que ya se vivió en los últimos dos años), las rutas en las que están implicados los buques llegados y lo que llegarán, apuntan a una serie desvíos de líneas fundamentalmente africanas y algunas trasatlánticas que vuelven a posicionar a Málaga en el mapa del tráfico de contenedores; unos movimientos que de confirmarse podrían quedar establecidos antes de que finalice el presente año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios