SALIR DE DÍA

Para ver cristal, vidrio y mucho más

  • l Museo del Vidrio y Cristal de Málaga. Horario de visita guiada: de 11:00 a 19:00. Abierto todos los días. Precio de la entrada: adultos, 3 euros. 2 euros para grupos de más de ocho personas y niños y jubilados, 1,5 euros.

Comentarios 1

Museo vidrio y cristal

Desde el pasado mes de mayo la capital cuenta entre sus espacios museísticos con el esperado Museo del Vidrio y Cristal, el único de estas características en toda Andalucía. Su colección asciende a un total de 3.000 piezas de vidrio y cientos de obras decorativas, pero por falta de espacio no se pueden exhibir todas, aunque podrán ser vistas en el futuro. Por ahora, mil permanecen fijas y el resto se irán exponiendo temporalmente. Además, las piezas están rodeadas de mobiliario y decorados que corresponden al ambiente en que vivieron sus propietarios.

El inmueble en el que se ubica, la antigua posada de San Felipe Neri, cuenta con 900 metros cuadrados destinados a exposición y está dividido en ocho salas en las que se pueden ver desde las piezas más antiguas como el vidrio romano, musulmán y medieval hasta las vidrieras, espejos y retratos cortesanos representativos de cada época.

Entre los vidrios que se exhiben destacan una bandeja romana verde datada en los siglos I y II, una pareja de vinagreras catalanas del siglo XVI, una copa de cristal de Lieja, tallado a la madera de Venecia, del siglo XVII y un jarrón de cristal prensado de 1921.

Un aparador de George III, una butaca flamenca y una cómoda francesa de marquetería son algunos de los muebles del siglo XVI, XVII y XVIII que también se pueden contemplar por las salas del inmueble.

Además, el Museo del Vidrio y el Cristal acoge diversas vidrieras como una inglesa de Melpomene (1880), firmada por Athur-Louis Moore (1849-1939).

Tras el recorrido por los siglos XIX y XX, la visita concluye con varias producciones actuales de camafeo y vidrieras. Esta panorámica expositiva respeta al máximo los elementos originales de la casa, ya que se han conservado los techos de madera, las columnas, los cristales de las ventanas, la pila que presidía el patio y las tejas de la época.

El proyecto del Museo del Vidrio y Cristal ha estado ligado al nombre del historiador madrileño Gonzalo Fernández-Prieto, quien, tras enamorarse del entorno de la calle Gaona, decidió adquirir la antigua Posada de San Felipe Neri y construir en ella un museo con su colección de vidrios y cristales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios