sucesos

Cerca de 500 víctimas de violencia de género, protegidas por la Policía Local de Málaga

  • En 2020, los agentes detuvieron a 228 personas por malos tratos en el ámbito familiar, de los que 109 se referían a violencia de género

Agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga gestionaron la protección a lo largo del pasado año 2020 a un total de 556 víctimas de violencia de género, de las que 448 siguen activas actualmente.

Desde su adhesión al servicio VioGén, policías locales del GIP son competentes para el seguimiento y control de las órdenes de alejamiento dictadas por la autoridad judicial en estos casos, manteniendo, a su vez, una atención integral de forma permanente a las víctimas.

Del total de 556, 108 pasaron a ser víctimas inactivas, que son aquellas que han estado dadas de alta en el sistema VioGén pero la orden de protección ha cesado por diferentes motivos como término de plazo, autores absueltos u otros, manteniéndose activas a día de hoy esos 448 casos en los que se mantiene en vigor la orden de alejamiento, bien sea de modo cautelar o por sentencia.

Aun así, las víctimas inactivas son mantenidas en el sistema de forma latente, pudiendo pasar a ser activas si sufriesen otro episodio de violencia de género, han precisado desde la Policía Local de Málaga en un comunicado. 

En 2020, la Policía Local de Málaga detuvo a 228 personas por delitos relacionados con los malos tratos en el ámbito familiar, de los que en gran parte de los casos, un total de 109, se trataba de delitos de violencia de género.

Desde que en mayo de 2017 se suscribiese el acuerdo de adhesión al servicio VioGén de la Policía Local malagueña, en estrecha colaboración con la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional de Málaga, ha tenido asignada la protección desde esa fecha, de un total de 1.737 víctimas y 1.465 autores, de lo que 272 eran reincidentes en muchas ocasiones.

Con la reciente renovación del citado convenio, el GIP ha incorporado la protección de víctimas con nivel de riesgo alto y otras circunstancias de especial relevancia o vulnerabilidad, como los casos de menores de edad.

En los 556 casos de seguimiento asignados en 2020, el contacto agente de protección-víctima ha sido continuo, sumándose al mismo las labores de vigilancia realizadas en el entorno privado y laboral de las víctimas, con un total de 4.127 intervenciones.

Un teléfono para cada víctima

Al igual que para otras labores policiales que lo hacen recomendable, los policías locales del GIP prestan su servicio sin uniformar y con vehículos camuflados, lo que además de ofrecer un efecto disuasorio para el individuo al que le pesa la orden de alejamiento, evita en cierta medida que la víctima sufra una victimización adicional en su día a día, haciendo que las labores de vigilancia de su entorno pasen mucho más desapercibidas, han destacado desde la Policía Local. 

Para la más eficaz consecución de esta labor de protección las víctimas asignadas disponen de un número de teléfono de contacto con su respectivo agente de protección que se encuentra operativo las 24 horas del día, lo que aporta a la mujer que atraviesa este duro trance un apoyo profesional permanente en el caso de que le surja alguna emergencia o necesite realizar alguna consulta con respecto a su caso particular.

De ese modo se han contabilizado un total de 2.341 contactos telefónicos con las víctimas, además de 191 entrevistas personales, realizándose la cumplimentación de 1.321 valoraciones policiales de evolución de riesgo, en las que se contacta igualmente con los autores del delito de violencia de género cada vez que se les impone una orden de alejamiento, haciéndoles saber de las obligaciones que conlleva y las responsabilidades en las que incurrirían en caso de incumplimiento.

En 2020, los policías locales que actúan como agentes de protección han realizado un total de 162 acompañamientos o traslados a sede judicial, casas de acogida, servicios sociales municipales u otros organismos, en los casos en los que se ha considerado pertinente o las víctimas lo han solicitado para su seguridad.

Respecto a distintas vicisitudes relacionadas con las víctimas o trámites requeridos desde distintas instancias judiciales se han tramitado un total de 92 informes a distintos juzgados.

Casi 40 quebrantamientos de condenas

En este periodo, las distintas unidades de la Policía Local de Málaga han practicado un total de 38 detenciones de individuos por quebrantamientos de condenas o medidas cautelares, en la mayoría de los casos tras ser sorprendidos incumpliendo las órdenes de alejamiento dictadas sobre ellos, sobre todo al acercarse a los domicilios de las víctimas con la intención de contactar con ellas. De estas detenciones, el GIP ha realizado 14.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios