Municipal

Una vivienda en el litoral Este de Málaga cuesta ahora un 19% más que en la etapa precrisis

  • El OMAU denuncia en un informe la "desidia y la falta de movilización" de las administraciones por la construcción de viviendas públicas

Imagen de la maqueta de una promoción de viviendas. Imagen de la maqueta de una promoción de viviendas.

Imagen de la maqueta de una promoción de viviendas. / Javier Albiñana

La recuperación del mercado inmobiliario en Málaga capital es de tal dimensión que ya hay al menos dos zonas de la ciudad, el Litoral Este y el Centro, en las que comprar una vivienda cuesta a día de hoy más que en la etapa previa a la crisis económica. Así lo constata el Observatorio Urbano de Málaga (OMAU) en su último informe sobre el sector del ladrillo, correspondiente al cuarto trimestre del año.

En el citado documento, se especifica que si bien el crecimiento de los valores del residencial es apreciable en la práctica totalidad de barrios, la repercusión es especialmente llamativa en la parte oriental, donde el metro cuadrado está tasado en 4.763 euros, un 19% superior al mismo periodo de 2007, y en el casco antiguo, con un valor medio de 4.392 euros. 

"Durante 2018 se ha consolidado la recuperación del mercado inmobiliario que a nivel de producción todavía está muy alejada de los niveles alcanzados en el periodo 2005-2008, pero cuyo nivel de precios global está cercano", expone el informe del OMAU, en el que se especifica que, de media, los precios en la capital están aún un 9,7% por debajo de los registros de hace once años.

De acuerdo con este análisis, la subida de precios en la ciudad a lo largo de 2018 ha sido del 15%, casi el doble que en 2017 y algo superior que en 2016. No obstante, los analistas observan cierta desaceleración en los dos últimos trimestres del año, "dejando abierta una posibilidad a un menor incremento" el año que viene. Cabe recordar que en el estudio del tercer trimestre ponía de relevancia el impacto de la subida de precios, al punto de la casi imposibilidad de encontrar una vivienda por menos de 200.000 euros.

Los autores del documento inciden en la existencia de una "dualidad" en el tipo de demanda que accede a la vivienda de nueva planta. "Un porcentaje muy elevado de los compradores son personas o empresas no residentes en Málaga;su poder adquisitivo les posibilita a acceder a una vivienda de forma contraria a una parte importante de la población malagueña, que por sus bajos niveles de renta y precariedad laboral carecen de esa posibilidad", destacan.

El OMAU valora el que Málaga sea un "lugar atractivo para invertir", sin que se tenga que "estigmatizar" estas actuaciones, pero vuelve a denunciar la "nula política de impulso de la vivienda pública", con una oferta "prácticamente inexistente". Para los responsables de este organismo, dependiente municipal, es esta situación la que provoca que "personas y familias, principalmente jóvenes, con rentas medias y bajas, no puedan acceder a la vivienda en alquiler o en propiedad".

Una cuestión en la que se abunda en el informe del cuarto trimestre, al destacar la importancia que la apuesta por la vivienda pública ha tenido hasta hace una década, "en que la desidia y la falta de movilización de las administraciones públicas han provocado el desamparo en una gran parte de la población".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios