Málaga CF

Adiós a la Copa, adiós (1-2)

  • El Málaga se despide de la Copa del Rey tras ver como el Almería le remonta en la segunda mitad

  • Se dieron los debuts de Héctor Hernández –con gol–, Koné, Abqar e Iván Jaime 

Héctor Hernández se lamenta. Héctor Hernández se lamenta.

Héctor Hernández se lamenta. / Marilú Báez

El Málaga se despide de la Copa del Rey tras caer por 1-2 ante un Almería que aprovechó al máximo sus acciones dentro del área de Kieszek. Los blanquiazules se adelantaron al filo del descanso tras una pillería de Hicham y gol de penalti de Héctor. Empató en la segunda parte Sekou, con otra pena máxima, y gestó la remontada Montoro, tras un buen servicio de Luis Rioja.

Juan Ramón López Muñiz apostaba por rotar prácticamente todo el once. Debutaban con la elástica blanquiazul Koné, Héctor Hernández y Abqar. Además, se estrenaban esta temporada Diego, Iván Rodríguez y Juanpi Añor. Repetía en portería Kieszek y Lacen en el medio. Juankar actuaba de lateral zurdo, Boulahroud en la medular e Hicham de extremo para completar el once que sacaba el técnico malaguista al ruedo. Fran Fernández también sacó a su segunda fila de hombres para la cita copera.

La primera parte fue un reflejo de lo que eran los onces: jugadores carentes de ritmo competitivo que no lograban dominar al rival ni de dar velocidad al balón. El ritmo de esos 45 minutos fue bajo y las ocasiones fueron escasas y llegaban de manera aislada. La ocasión más clara hasta el tiempo de descuento fue del Almería. Un trallazo de Iván Martos desde la frontal hizo gritar al larguero de Kieszek.

Cuando el colegiado marcó el tiempo añadido fue cuando Juankar decidió coger la moto en la banda izquierda, plantarse en el área y ceder a un siempre explosivo Hicham. El marroquí quebró a su par y cayó al suelo. El colegiado pitó penalti y fue Héctor Hernández el que se atrevió a lanzar. Engañó bien el delantero para poner por delante al Málaga y hacer el primer tanto en partido oficial.

La segunda parte deparaba emoción y no porque cambiara el ritmo de juego, sino porque el Almería se planteó remontar el partido y lo logró. No estaba sucediendo mucho en el partido cuando un balón en el área  se transformó en otra pena máxima. Abqar llegaba a destiempo y derribaba a Sekou. Fue el propio Sekou el que se encargó de lanzarlo. Lo transformó en dos tiempo: Kieszek le paró el lanzamiento y pero el rechace le quedó a merced.

Parecía que respondía el Málaga con un par de ocasiones en las botas de Koné y Ontiveros, que entró al campo por Juanpi. Pero la entrada de Rioja dio peligro a la banda zurda almeriense, que colgó un balón medido al corazón del área que remató Montoro para darle la vuelta al marcador en el minuto 78. El Almería pasaría al juego subterráneo: pérdidas de tiempo, calambres, pelotazos...

El Málaga no lograría el empate pese a los cambios de Muñiz, muy ofensivos. Debutó Iván Jaime, que saltó por Abqar, y dio entrada a Gustavo Blanco, por Iván Rodríguez. No funcionó esta vez el Plan B del gijonés que tendrá ahora plena concentración en la Liga 1|2|3 desde el día de hoy...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios