Atlético Malagueño - Don Benito | Segunda B Otra vida ante Don Benito (12:00)

  • El Malagueño recibe en casa a otro implicado en el descenso 

Álex Robles se lamenta en un partido fuera de casa. Álex Robles se lamenta en un partido fuera de casa.

Álex Robles se lamenta en un partido fuera de casa. / M. B.

Las semanas siguen transcurriendo y el Atlético Malagueño sigue apostado en la última plaza del Grupo IV de Segunda B. Le está costando mucho Manolo Sanlúcar, desde que aceptó el reto de sacar del pozo al conjunto filial, encontrar la fórmula para sacar los puntos necesarios para cumplir con lo pactado. Sí es reseñable la mejoría y el salto competitivo que ha ganado el cuadro blanquiazul, aunque éste nose esté materializando en resultados positivos siempre. Este domingo, desde las 12:00 horas, tienen de nuevo otra oportunidad para dar un paso adelante para mantenerse en la categoría de bronce tras alcanzar hace escasos meses el ansiado ascenso. El Don Benito, otro implicado en la zona de descenso, será el rival a batir esta vez.

De gozar de ocho puntos más y un mejor golaveraje a estas alturas de la película, el Atlético Malagueño estaría fuera de peligro. Pero son 17 puntos los que atesora de momento el cuadro malagueño. Su rival de este fin de semana no llega en mejores situaciones pese al repunte de las últimas semanas. Los pacenses llegan con 24 puntos, a uno de la salvación, y tras enlazar un empate y dos victorias en los últimos tres puntos. Llegan a Málaga con la moral más que reforzada, algo que confrontará con el deseo de los blanquiazules de otorgarle una alegría a sus aficionados en la Federación.

Sanlúcar recupera para este envite a dos piezas importantes en sus esquemas como son Deco y Joan Grasa, son los dos jugadores con más minutos disputados con la blanquiazul en lo que va de temporada y su presencia en el campo garantiza trabajo por encima de todo. El técnico gaditano no dudará en volver a contar con ellos pese a que el equipo demostró recursos suficientes para paliar sus ausencias en Granada, ante el filial nazarí.

Un triunfo en casa puede ser clave, sobre todo por el matiz psicológico que generaría en el equipo. Volver a vencer en casa, ante su afición; dejar a un lado el farolillo rojo y mermar a un rival directo. Tres en uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios