Málaga C.F.

Baptista no descarta estar ante el Oporto

  • Las pruebas muestran que el brasileño sólo tiene una lesión de grado I en el bíceps femoral

El susto fue menor de lo esperado. La lesión que obligó a Baptista a retirarse del entrenamiento el pasado miércoles dejó a la afición con los nervios en vilo, a la espera de las pruebas a las que fue sometido ayer y cuyo diagnóstico no fue positivo pero sí mejor de lo que cabría esperar. El alcance exacto de su lesión aún es complicado de discernir, pero parece que el brasileño estará un par de semanas de baja debido a una lesión de grado I en el bíceps femoral de la pierna izquierda, una microrrotura. La carga de trabajo y los cinco encuentros jugados han sido demasiados para el cuerpo de la Bestia. Teniendo en cuenta su actual condición y lo apretado de las fechas, necesitaría casi un milagro para poder jugar la vuelta de la Liga de Campeones ante el Oporto en La Rosaleda, pero según su entorno cercano, él es optimista y no descarta jugar ante el campeón portugués. Un pequeño alivio dentro de lo que cabe. Sergio Sánchez es un gran ejemplo, pues sufrió esa misma lesión ante el Betis y ayer ya entrenó con el resto de sus compañeros, por lo que se da por hecho que Baptista volverá al trabajo con el resto del equipo unos días después del partido contra el Atlético de Madrid.

Echando cuentas, es casi seguro que Baptista se perderá los encuentros ante el Atlético de Madrid y el Valladolid. La cita de su reaparición podría ser frente al Oporto o ante el Espanyol. El Málaga deberá vivir con la duda hasta el último momento de si podrá afrontar el momento clave de la temporada sin uno de sus puntales, más moral que deportivo. La reaparición de Baptista supuso un añadido de moral a todo el equipo. Después de año y medio sin el brasileño, tras tantas opciones de volver que se desvanecían, verlo jugar ante el Zaragoza fue un alivio para sus compañeros, su afición y para el propio Julio.

Falto de ritmo pero con ganas, en el siguiente partido, ante el Levante, la presencia de Baptista esta vez surgió desde el inicio del encuentro. En el Ciudad de Valencia partió como titular y aunque ante el Zaragoza forzó la expulsión de un rival, fue ante el equipo granota cuando realizó su mayor aportación, provocando el penalti que daría el momentáneo empate al Málaga. En los partidos anteriores a la reciente lesión, Baptista seguía poniéndose a punto de cara al trascendental encuentro de la Liga de Campeones, aunque con menor participación, como fueron los partidos ante Athletic, Oporto y Betis. El balance es de cinco partidos jugados, tres como titular y ninguno completo, siendo sustituido siempre antes de llegar a los 90 minutos.

Desde su llegada a La Rosaleda, la trayectoria de Baptista ha estado marcada por las lesiones y el rendimiento por encima de las expectativas. Ha jugado 20 partidos en todas las competiciones a lo largo de dos años en los que ha anotado 10 goles. La mayoría de ellos pertenecen a una brutal racha que salvó al Málaga del descenso, con ocho goles consecutivos en seis partidos que dieron 16 de 18 puntos posibles. Desde aquel gran inicio, solo queda el famoso gol de chilena al Getafe, el último tanto que mantiene a Baptista vivo en la memoria de la afición malaguista a la espera de que se recupere y el brasileño vuelva a mostrar de lo que es capaz, de que el sobrenombre de la Bestia no es casualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios