Málaga CF

Blanco Leschuk: "Arrancamos bien, pero ahora no podemos decir nada"

  • El delantero, cauto, muestra su sentir tras el doblete ante el Albacete

  • "La afición se lo merece porque cuando nos hacen el gol empieza a gritar más", apunta

Blanco Leschuk celebra uno de sus goles al Albacete Blanco Leschuk celebra uno de sus goles al Albacete

Blanco Leschuk celebra uno de sus goles al Albacete / Marilú Báez

Dos goles de Gustavo Blanco Leschuk certificaron la remontada ante el Albacete. Gran partido del argentino, que no solo es goles, pero en ellos, doble ración de oportunismo. El delantero del Málaga rescató en zona mixta la importancia del triunfo y el papel de la afición, y describe cómo vio desde dentro sus tantos.

"Fue muy importante la victoria de hoy, fue un buen trabajo del equipo. Los dos goles son importantes, porque si no hago el primero solo hay uno", bromeaba el argentino, que hablaba así del primero, una acción extraña en la que el balón se paseó hasta llegar a sus dominios: "En el córner, la pelota iba al primer palo, hubo un descuido, la dejaron pasar y llegué atrás. Me quedó justo y la metí".

No hubo nadie que no resaltase cómo lució La Rosaleda. Blanco dedicó la victoria al público, del que destaca su comportamiento cuando el equipo encaja el penalti de Bela: "La afición se lo merece, porque cuando nos hacen el gol empezó a gritar más y para los que estamos dentro es muy importante". Y de paso, luce media sonrisa orgulloso de cómo le llaman algunos. "Me gusta mucho el apodo del Tiburón", dice.

Resume Blanco Leschuk el sentir del equipo: "Muy felices estamos por la victoria, que es lo que buscábamos, y se celebró hoy. Hay que seguir así, esto es muy largo. Arrancamos bien, pero ahora no podemos decir nada". Y en lo personal, cuestionado por cómo encaja los golpes, normalidad: "Puede ser que me den menos por mi forma de ser, pero esto es fútbol. Los defensores me pegan y si el árbitro no cobra no puedo decir nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios