málaga cf

Bueno y Bastón, el plan B a Peñaranda

  • Los madrileños, favoritos para ser el dúo atacante de González en una delantera en cuadro sin el venezolano

Alberto Bueno podría estar ante su primera titularidad con el Málaga este lunes, ante el Eibar. Alberto Bueno podría estar ante su primera titularidad con el Málaga este lunes, ante el Eibar.

Alberto Bueno podría estar ante su primera titularidad con el Málaga este lunes, ante el Eibar. / JAVIER ALBIÑANA

Una de esas cosas imposibles de cambiar de un día para otro con una varita mágica es la (mala) suerte de las lesiones. En sus primeros días al mando, José González ha visto caer a Miguel Torres y en última instancia a Adalberto Peñaranda. El primer caso quedó en sobrecarga y regresó al día siguiente, pero la dolencia del venezolano, sufrida en el amistoso ante el Lausanne, está varios escalones por encima en importancia. Y es que el Málaga confirmó ayer que sufre una rotura muscular de grado II en los isquiotibiales de su pierna izquierda, lo que le tendrá entre cuatro y seis semanas de baja. Periodo en el que, a expensas de fichajes, el nuevo técnico tendrá su dupla de atacantes en cuadro.

González dejó claro en su presentación que su esquema sería un 4-4-2, en la línea de lo que se había estado viendo con Míchel hasta el momento. Así lo mostró frente al Lausanne. Sucede que tras la caída de Peñaranda únicamente le quedan tres jugadores para elegir dúo. Y ahí es donde entran Borja Bastón -que regresa a Ipurúa- y Alberto Bueno, favoritos para ser el plan B del gaditano.

Eso sí, hay que señalar que Bastón llega al choque recuperado de unas molestias en el gemelo que lo tuvieron renqueante desde el 2 de enero, cuando sufrió un golpe en el entrenamiento. En adelante, forzó para jugar contra el Espanyol y no exhibió una buena forma sobre el campo. Por eso habrá que ver el estado en que llega al lunes tras regresar a los entrenamientos al mismo nivel de sus compañeros este jueves.

No obstante, esa doble B apunta a ganarle la partida a En-Nesyri, titular en los dos últimos partidos. Incluso se podría ver por delante a Adrián, al que ya probó en el ensayo del miércoles formando con Bueno. Son las soluciones que se manejan ante las lesiones de la que hasta ahora había sido la pareja titular: Rolan y Peñaranda.

La caída del ex del Granada es un importante contratiempo para González no solo por la situación en la que queda la delantera. Peñaranda descolló en la élite precisamente de la mano del nuevo entrenador malaguista y fue clave en la salvación nazarí. La relación de ambos es bastante buena y se pudo ver en el primer entrenamiento, al que saltaron ambos conversando animadamente.

El mercado sigue abierto y no será hasta finales de febrero cuando vuelva el vinotinto. Sonó Pohjanpalo y se sigue apurando la operación Sandro, pero mientras no llegue el refuerzo toca esperar que el físico aguante y no haya más caídas. Eso, o experimentar con lo presente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios