Málaga CF

Dely Valdés: "Yo quise quedarme en el Oviedo y al final firmé por el Málaga"

  • El histórico delantero panameño recuerda en una entrevista para La Voz de Asturias cómo fue su fichaje por el club de Martiricos hace ya casi 20 años

  • "Darío Silva y yo participamos en lo más glorioso que había hecho el club hasta entonces", comenta

Dely Valdés lucha un balón en el partido de UEFA ante el AEK. Dely Valdés lucha un balón en el partido de UEFA ante el AEK.

Dely Valdés lucha un balón en el partido de UEFA ante el AEK. / EFE

Corren ya 19 años desde que Dely Valdés fichó por el Málaga para convertirse en el máximo goleador del club en Primera División. El panameño, ahora nuevamente seleccionador de su país tras abandonar la pasada campaña el banquillo del Atlético Malagueño, repasó su amplia trayectoria en el fútbol en una entrevista para La Voz de Asturias y en ella confesó cómo se produjo su marcha del Oviedo, donde también dejó una huella tremenda, rumbo a la Costa del Sol.

"Yo habría querido quedarme y estuve a punto. Teníamos que renovar mi contrato. Pedía dos años y me ofrecieron uno. Hubo un montón de idas y vueltas mientras me entrenaba con mi selección en Panamá. Al final, el club tomó una decisión y me daba los dos años. Así que cogí un avión y viajé a Madrid para reunirme con ellos. Cuando llegué, después de todo ese vuelo transoceánico, me dijeron otra vez que no, que iba a ser solo un año. Félix Ortega, que era el director general, faltó a su palabra. Yo decía: '¿Para eso he venido?' Y al final firmé por el Málaga. Quise quedarme pero no pudo ser", narra el delantero, autor de 39 goles en Oviedo y 38 en Málaga.

Fue por tanto una decisión de última hora lo que cambió la historia de Dely y, en buena parte, de aquel Málaga de Europa: "Todo fue muy loco. Antes de salir de Panamá hacia España me entrevistó una televisión local. Yo les dije que por fin se acababa la telenovela y que renovaba en Oviedo. Y al día siguiente, sin embargo, fui y firmé por el Málaga. Me llamaron estupefactos. En Panamá no entendían nada".

"Yo pedía dos años al Oviedo; Félix Ortega, que era el director general, faltó a su palabra y al final firmé por el Málaga"

"Firmé dos años con opción a un tercero y me quedé los tres", explica de su acuerdo con el Málaga, donde formó la Doble D, su temible dupla con Darío Silva. Juntos hicieron las delicias de La Rosaleda, recuerda con cariño: "Nos entendimos desde el primer minuto. Luego yo me retiré y él aún se fue al Sevilla. Participamos en algo histórico, lo más glorioso que había hecho el Málaga hasta entonces. Ganamos la Copa Intertoto y llegamos hasta cuartos de final en la antigua Copa de la UEFA".

"Entre los dos clubes y entre todas las competiciones, marqué en España 90 goles. El año que hice 19 en Oviedo, Xabi Eskurza, que también estaba en el equipo, me decía: 'Todo lo que tocas va dentro'. Y era verdad. Si hubiera jugado en el Madrid o en el Barcelona, creo que esa temporada habría marcado más de 30 goles", añade sobre su fructífera experiencia en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios