MÁLAGA CF - ENTREVISTA CON FEDERICO RICCA “La edad no te marca, es el compromiso y lo que uno aporte”

  • El capitán blanqiazul se sincera en 'Málaga Hoy' y analiza la adaptación del equipo a Segunda

  • Reconoce que hubo contactos con el Girona

  • Tacha de “lamentable” todo lo acontecido con el Boca-River

Fede Ricca posa ante la cámara antes de la entrevista. Fede Ricca posa ante la cámara antes de la entrevista.

Fede Ricca posa ante la cámara antes de la entrevista.

Federico Ricca Rostagnol (Tarariras, 1994) es uno de esos jugadores sobrios, que no frivoliza con el trabajo, el esfuerzo y el compañerismo. Auténtico y de pocas palabras. Las suficientes. Es el capitán más joven de Primera y Segunda División y eso es debido a lo que ha demostrado en los casi tres años que lleva defendiendo la casaca blanquiazul. El charrúa se abre para Málaga Hoy y trata la adaptación del equipo a la categoría.

–Iván Rodríguez, Diego González, Pau Torres y Fede Ricca. Debe ser la defensa más joven, como mínimo, de Segunda.

–El mayor era yo... Nos tocó jugar, pero en realidad es un plantel joven en edad. Pero la edad no te marca, es el compromiso y lo que uno aporte dentro del campo.

–¿Está notando la diferencia de categoría?

–Sí, obviamente hay diferencia. En Segunda hay mucha disputa, muchas segundas jugadas, hay que ir a balones divididos y estar muy atento. Es una categoría muy, muy difícil porque nadie te regala nada. Si te descuidas o bajas la guardia un segundo, no te perdonan.

–¿Qué es lo que más le ha costado?

–En general creo que toda la plantilla se ha acostumbrado bien a la categoría. El primer día que llegó el entrenador (Muñiz) nos hizo saber lo que nos íbamos a encontrar y el grupo lo asimiló de muy buena manera. Desde el día uno empezamos a trabajar al cien por cien. Nos acostumbramos bien a disputar cada partido, cada pelota y a jugar con esa intensidad.

–Eso que les contó Muñiz de cómo iba a ser Segunda, ¿se ha cumplido todo?

–Creo que sí. Somos un equipo que compite bien y con intensidad. Tenemos una identidad marcada y eso es lo que el entrenador quería. Conoce muy bien la categoría, tiene mucha experiencia ya y nos hizo ver eso.

Tenemos una identidad marcada y eso es lo que Muñiz quería, conoce bien la categoría

–¿Hay menos calidad?

–Lógicamente sí. Por algo Primera es Primera, hay un poco más de calidad. Pero bueno, como decía, Segunda tiene otras cosas y te tienes que adaptar. Hay partidos muy fuertes, pero además varía mucho de uno a otro y también te tienes que adaptar rápidamente.

–¿Por qué casi nadie gana fuera de casa en Segunda?

–Eso es algo que se ve cada fin de semana, a los equipos nos cuesta ganar fuera. Los equipos se hacen fuertes en casa, hacen pesar la localía. Todos tienen muy aprendidos su papel.

–¿Echan de menos algún punto en concreto que se les haya escapado en este tiempo?

–Siempre son tres puntos. Obviamente, cuando dejas puntos por el camino, te duele y en el momento te lamentas. Pero esto no te permite pararte a mirar demasiado lo que hay atrás. Si te paras a eso, no te enfocas en lo que viene y es lo que realmente importa. Así que en el momento sí, son puntos que sabes que te ayudarían mucho, pero al día siguiente tienes que pensar en lo que viene.

–¿La del Granada es la primera gran prueba en La Rosaleda?

–No. Sabemos que es un equipo que está muy bien, en la parte alta de la clasificación, pero hemos tenido partidos en casa contra otros como el Alcorcón que ahora es líder y nos puso las cosas muy difíciles aunque terminamos ganando. Ahora llega el Granada y sabemos que es un rival muy difícil, pero lo afrontamos de la misma manera, son tres puntos más y lo preparamos como todas las semanas.

Sabemos que el Granada es un rival muy difícil, pero lo afrontamos de la misma manera

–Difícil preparar a veces esos partidos teniendo siempre bajas. 13 jugadores se han perdido partidos este curso por lesiones sin contar otras más pequeñas como alguna que sufrió usted.

–Son cosas que pasan a lo largo de una temporada. Si vas a los demás equipos, no sé si tendrán las mismas que nosotros, pero también pasa. Si no es por una cosa es por otra. Por eso uno tiene que adaptarse lo más rápido posible a las cosas que pasan en una temporada y para eso tenemos un plantel con muchos jugadores en los que todos están preparados para cuando le toque.

–¿Es cierto que vino el Girona a firmarle?

–Sí, se habló algo, pero yo lo tenía claro en verano que quería estar acá y es lo que sigo queriendo. No sé qué pasará en un futuro, pero estoy muy bien, muy comprometido con el equipo y el club y es donde quiero estar.

–Eso no es habitual en el fútbol.

–Bueno... [sonríe] De momento quiero estar aquí. Trato de no pensar mucho en lo que pueda pasar más adelante. Nunca se sabe, pero a día de hoy es así.

–¿Dónde queda la Celeste?

–Es algo que uno siempre lo tiene presente. Pero para que pase hay que estar a muy buen nivel, partido a partido, es lo que exige.

–¿Cómo un país tan pequeño da tanto nivel futbolístico?

–En Uruguay se respira fútbol en cada rincón. En cada hueco se hace un campo de fútbol. Se vive de una manera muy pasional e intensa. A la vista está que siempre saca futbolistas. Creo que el vivirlo con tanta pasión hace que de por sí seamos muy competitivos.

En Segunda hay que estar muy atento, hay mucha disputa y balones divididos, nadie te regala nada

–¿Qué le parece todo lo que ha sucedido recientemente con el Boca-River?

–La verdad es que fue algo muy triste. Un partido que era histórico y pasó lo que pasó. A veces se confunde eso de ser pasional con otra cosa que no tiene nada que ver. Hay que erradicarlo del fútbol y de la sociedad, es algo muy loco que no tendría que pasar más. Estamos ante una final histórica, un partido importantísimo a nivel mundial y bueno, ocurrieron hechos que son lamentables.

–¿Mantiene el contacto con los uruguayos que ya no están en el Málaga?

–Sí, sí, sobre todo con el Chory, que es con quien más hablo porque es con el que tengo más amistad. Está contento de estar allá en Uruguay después de tantos años.

–¿Va a casa en navidades?

–Sí, tengo ganas de estar ya con la familia. Se extraña mucho a la familia, los amigos, el pueblo... Me iré una semanita.

–¿Alguna vez ha pensado que no le merece la pena dejar eso atrás por jugar en Europa?

–No, eso no porque yo desde chico tuve el sueño de ser jugador profesional y cuando estaba en Uruguay en Primera División, el sueño ya era jugar en Europa. Así que no, aunque sea muy grande el sacrificio de jugar aquí y estar solo. Tengo muy claro que es lo que yo quiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios