Málaga CF

La Federación de Peñas Malaguistas pide a Muñiz su dimisión

  • La asociación publica una carta dirigida al técnico, al que solicita su marcha tras la derrota ante el Extremadura

  • "No podemos vivir de las rentas obtenidas a principio de temporada"

Un aficionado hace un gesto de reprobación durante el partido. Un aficionado hace un gesto de reprobación durante el partido.

Un aficionado hace un gesto de reprobación durante el partido. / Marilú Báez

El hartazgo de la afición fue transmitido a través de cánticos durante la derrota del Málaga ante el Extremadura, pero ahora es la propia Federación de Peñas Malaguistas la que transmite sus sensaciones a través de un comunicado en forma de carta que dirige al entrenador, Juan Ramón López Muñiz. En el escrito, titulado "Señor Muñiz... ni un segundo más", la asociación pide la dimisión al asturiano y critica duramente su trabajo al frente del equipo.

Entre el objeto de la crítica de las peñas están el juego del equipo y un nulo "ejercicio de autocrítica en sus repetitivas ruedas de prensa", a la par que aseguran que Muñiz ha "cuestionado la actitud de la afición en varios momentos de la temporada cuando esta nunca ha fallado, ni dentro ni fuera de La Rosaleda".

Texto íntegro de la carta de la FPM a Muñiz

"Sr. Muñiz, desde la Federación de Peñas Malaguistas, nos dirigimos a usted como entrenador del Málaga C.F. y no, por supuesto, a la persona de Don Juan Ramón López Muñiz que nos merece el máximo de los respetos.

Pensamos que la nave malaguista, que usted dirige, lleva mucho tiempo a la deriva y no debe seguir en sus manos, ni un segundo más. No piense que esta carta es fruto del 'calentón' de la derrota ante el Extremadura sino todo lo contrario, pues es mucho el tiempo que nuestra única misión ha sido el apoyo incondicional a nuestros colores y así va a seguir siendo. Hemos aguantado incluso que, por su parte, se haya cuestionado la actitud de la AFICIÓN en varios momentos de la temporada, cuando esta es la que nunca ha fallado, ni dentro ni fuera de La Rosaleda. No hemos visto el más mínimo ejercicio de autocrítica en sus repetitivas ruedas de prensa y hemos comulgado con ruedas de molino al comprobar, no sabemos si convencido o no, que su lectura de lo que había ocurrido sobre el terreno de juego distaba años luz de lo que los aficionados habiamos visto.

Un club como el Málaga C.F., con el mayor presupuesto de la categoría, no puede vivir de las rentas obtenidas al principio de la temporada, donde a pesar de que el juego del equipo era igual de malo que ahora, se podía ganar con el nombre, la camiseta y el escudo, por las dudas que generaba en los rivales el potencial de un recien descendido.

Evidentemente, nunca en ninguna faceta de la vida y en el fútbol no es diferente, hay un único culpable. La actitud de algunos jugadores deja mucho que desear y eso es innegociable, al margen de la aptitud que no vamos a cuestionar, pero un buen director de orquesta puede conseguir que unos músicos mediocres suenen de maravilla y por el contrario, un mal director puede hacer que desafinen los más virtuosos.

Tampoco podemos pasar por alto la indolencia de la propiedad y la gestión que hace del club, llevándonos, poco a poco, a dar con nuestros huesos en segunda división, pero ahí sí que entonamos el mea culpa y cuando tuvimos la oportunidad de que la entidad pasara a manos de los malaguistas, comprando acciones, no fuimos capaces de hacerlo.

De veras, Sr. Muñiz, que nos cuesta mucho pedir su dimisión o su cese, porque sabemos a ciencia cierta que es una buena persona y un trabajador honrado, pero usted, que lleva toda la vida en el mundo del fútbol, sabe que cuando las cosas no funcionan, no hay más remedio que hacer cambios, aun a sabiendas de que eso no garantiza nada, pero al menos hay que intentar cambiar el rumbo.

Por favor, con todo nuestro respeto Sr. Muñiz, no puede seguir dirigiendo a este equipo, ni un segundo más".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios