Málaga CF | Estadísticas

13 goles seguidos a un toque

  • Salvo el tanto de Juankar en Lugo, el Málaga siempre ha marcado al primer contacto

  • Blanco Leschuk destaca por su lado con seis dianas, todas también sin necesitar control

Blanco Leschuk, en el remate que supuso el 2-0 en el Málaga-Numancia. Blanco Leschuk, en el remate que supuso el 2-0 en el Málaga-Numancia.

Blanco Leschuk, en el remate que supuso el 2-0 en el Málaga-Numancia. / Marilú Báez (Málaga)

El Málaga pica rápido, al primer toque, sin pensárselo mucho. Así ha logrado en los que va de temporada 13 goles, además, de manera consecutiva. Desde el tanto que consiguió Juankar en Lugo, que fue el primero de la temporada oficial, en el que logró introducir el esférico en la red después de un control poco ortodoxo con semicaída incluida, cada mordedura mortal de los blanquiazules fue de un solo contacto.

Empieza la lista Alfred N’Diaye. Hizo el 1-2 en Lugo. Después de un centro de Luis Hernández, el pivote remató de cabeza un balón que supuso el triunfo y los primeros tres puntos. Ante el Alcorcón estrenó su cuenta Blanco Leschuk, con un giro de cabeza brutal tras un servicio de Ontiveros. En Almería fue Harper el que ejecutó con un remate ajustado con la derecha tras asistencia de Pacheco. La conexión Ontiveros-Blanco funcionó de nuevo ante el Tenerife, pase al hueco para el tiburón, que ejecutó con la izquierda.

Ante el Córdoba, la mayor goleada del Málaga hasta la fecha. Saque de banda de Luis Hernández a Blanco, que la puso en el punto de penalti de cabeza para que Adrián, también con la testa, anotase su gol. El meta del Córdoba desvió poco después un testarazo del argentino, cuyo rechace lo aprovechó Hicham para cabecear a las redes el esférico. Tras una falta enviada al área por Ontiveros, quedó un balón muerto a los pies de Ricca, que lo rebañó con su pierna buena para marcar el 3-0.

Contra el Rayo Majadahonda Jack Harper remató en plancha de manera inapelable un centro perfecto de Iván Rodríguez. En Riazor N’Diaye firmó su segundo tanto del curso al aprovechar un rechace del meta coruñés tras un disparo de Adrián. Fue mordido, con ayuda de un defensa, pero de un sólo disparo.Evidentemente, Blanco Leschuk ha marcado todos sus goles a la primera. El argentino logró su primer doblete contra el Albacete en casa. Uno tras un córner botado por Ontiveros que se paseó por el área hasta que el punta, con la caña preparada, acabó el trabajo. El segundo, en plancha y de cabeza tras aprovechar un rechace y una mala salida del meta manchego.

A ello hay añadirle la faena contra el Numancia. El Tiburón repitió doblete goleador. El 1-0, a los 32 segundos, de cabeza tras un centro por la izquierda de Koné en una acción que inició el propio Blanco bajando un balón en el centro del campo y conectando con Dani Pacheco. El 2-0 fue más complicado. Repitió como asistente Koné, esta vez poniendo el esférico desde la derecha tras recuperación y pase de Juanpi. El argentino la cazó con la derecha para lograr que el disparo tomase la dirección correcta. No era nada sencillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios