málaga cf

Muñiz y el Málaga, casi de acuerdo

  • Se intensifican los contactos entre Caminero y el agente del asturiano

  • El entrenador firmaría, en principio, por dos años

  • Al-Thani, escollo final

Juan Ramón López Muñiz, en un partido dando indicaciones. Juan Ramón López Muñiz, en un partido dando indicaciones.

Juan Ramón López Muñiz, en un partido dando indicaciones. / efe

El Málaga está muy cerca de conseguir por fin cerrar al entrenador que debe guiar a la nave blanquiazul de vuelta hasta la Primera División. Y parece que se va a poner en manos del mismo hombre que hace prácticamente una década obró el milagro de ascender con el equipo de Martiricos. Sí, a la de tres parece que Juan Ramón López Muñiz se va a convertir en el nuevo técnico. Ahora mismo el optimismo entre las partes es absoluto y el acuerdo, casi un hecho. Faltan algunos detalles y, como siempre, que el presidente, Abdullah Al-Thani, conceda la autorización definitiva.

José Luis Pérez Caminero se puso como objetivo cerrar al nuevo entrenador esta semana. Aunque su idea era que todo fuese un poco más rápido y conseguir al técnico antes del viernes, el fútbol tiene sus giros y sus tiempos. El director deportivo del cuadro blanquiazul se marchó el lunes para reunirse con algunos candidatos. Quería resevarse planes de emergencia si no cuajaba Rubén Baraja. Como apuntó este diario en su edición del pasado martes, Muñiz era la primera opción para hacerse con el banquillo si fracasaba el plan Baraja.

Tras la negativa del Sporting a dejar salir a Baraja, el club activó su alternativa principal

El Sporting de Gijón cerró las puertas al vallisoletano, que en un principio quería salir de allí y enrolarse en la aventura malacitana. Pero era o cláusula o nada. Simultáneamente, Caminero se entrevistó con algunos candidatos como el propio Muñiz o Pep Martí. Teniendo en la recámara también a Jagoba Arrasate, que no quería distracciones mientras el Numancia estuviese disputando el ascenso (algo que se le escapó definitivamente ayer en Valladolid).

Las ganas de regresar a Málaga de Muñiz son innegables. De no ser así, no habría descartado sus otras posibilidades para entrenar el próximo curso y no se habría sentado a negociar por enésima vez en pocos meses con el club de La Rosaleda (y con tres interlocutores distintos).

En las últimas horas se han intensificado las negociaciones entre Caminero y el agente de Muñiz, Joseba Díaz. El acuerdo está prácticamente cerrado y, en principio, será por dos temporadas. Faltan algunos detalles, pero en lo básico están de acuerdo. Aunque como todo en el Málaga, hay que esperar a la decisión final de Al-Thani. "La cosa va muy bien", deslizan desde el entorno del entrenador.

También hay sintonía ahora mismo en que el objetivo no puede ser otro que el de construir un equipo competitivo y que pueda pelear por el ascenso a Primera desde el principio. Entienden las partes, obviamente, que la plantilla necesita una reestructuración fuerte. Lo bueno es que Muñiz -que ya se sentó con Husillos y que anduvo muy cerca de fichar tas la salida del argentino para convertirse en una especie de mánager general- conoce bien las necesidades de la plantilla. Eso es complementario al trabajo que lleva Caminero realizando desde dos semanas antes que se confirmase su fichaje como director deportivo.

Ahora mismo las cartas están sobre la mesa y para mañana como muy tarde, según confirman desde el propio Málaga, se pretende dar oficialidad al nuevo entrenador, que si nada extraño ocurre, será Muñiz. Esto provocará que se desencadenen otra serie de movimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios