Málaga C.F.

Operación Craig: Los ex directivos del Málaga eluden responsabilidades y apuntan a Al-Thani

  • El director general adjunto, el jefe del departamento jurídico y jefe del departamento financiero del club en aquel momento acudieron a los juzgados para tomar declaración

  • El vicepresidente ejecutivo se ausentó por su positivo en Covid-19

  • Señalan a instrucciones de la familia catarí en la toma de decisiones

Joaquín Jofre, jefe del departamento jurídico durante los hechos investigados. Joaquín Jofre, jefe del departamento jurídico durante los hechos investigados.

Joaquín Jofre, jefe del departamento jurídico durante los hechos investigados. / Javier Albiñana

Tres de las cuatro personas investigadas por las presuntas irregularidades en la compra de acciones de Málaga Club de Fútbol declararon este viernes ante el titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga, dentro de la denominada Operación Craig. El magistrado los había citado a los cuatro en calidad de investigados por blanqueo de capitales y defraudación, según han informado a EFE fuentes judiciales. Las mismas precisaron que uno de estos no ha podido asistir al estar aislado en el Líbano tras dar positivo en Covid-19 y no se han tomado medidas cauterales contra ninguno de ellos.

Son los por aquel entonces vicepresidente ejecutivo del club, Moayad Shatat; el director general adjunto, Manuel Novo; el jefe del departamento jurídico, Joaquín Jofre; y jefe del departamento financiero del club Roberto Cano; los cuales ejercían sus funciones en el momento de los hechos investigados.

Durante sus declaraciones, los investigados eludieron sus supuestas responsabilidades y aseguraron que actuaban siguiendo las instrucciones de la familia del que fuera su presidente, el jeque Al-Thani. Además indicaron que confiaban en el departamento financiero y jurídico y cada uno de ellos eludió su responsabilidad en la toma de decisiones, aunque, según las fuentes, se ha constatado que el dinero con el que se compraron las acciones salieron de las arcas del Málaga.

Estas declaraciones se producen después de las pesquisas de la Policía Nacional que detectó en el transcurso de la investigación sobre la gestión directiva y financiera del Málaga irregularidades en la compra de acciones de la entidad y procedió posteriormente a la detención de los cargos antes mencionados. Dos de los investigados se negaron a contestar a las preguntas de las acusaciones sólo han contestado al fiscal y al juez; y el director financiero, Joaquín Jofre, sí ha contestado todas las cuestiones planteadas por todas las partes.

El abogado del vicepresidente ejecutivo [Shatat], ha presentado esta semana un escrito al juzgado donde afirma que su cliente, que se encuentra en el Líbano, no podía comparecer al encontrarse bajo cuarentena fuera de España, por haber tenido un resultado positivo en Covid-19. Los agentes de la Policía iniciaron la investigación para obtener pruebas sobre los delitos de administración desleal, apropiación indebida y blanqueo de capitales presuntamente cometidos por los miembros del consejo de administración de la sociedad.

Los detalles de la investigación

Fruto de la investigación, se detectó irregularidades en la adquisición de acciones del Málaga CF, que fueron sacadas a pública subasta por la AEAT, y que habrían sido adquiridos en julio de 2015 por el entonces jefe del Departamento Financiero, utilizando supuestamente dinero de las arcas de la entidad para, posteriormente, transmitirlas a una sociedad vinculada con el expresidente del club –titular real último de dichas acciones–. En dichas operativas relacionadas con la compra de acciones estarían implicados algunos de los entonces cargos directivos y jefes de departamentos por su presunta responsabilidad en los delitos de defraudación y blanqueo de capitales.

En el transcurso de la investigación policial también se ha detectado cómo algunos de los investigados estarían relacionados con operativas fraudulentas en la venta de una docena de vehículos propiedad del club que, tras su venta a sociedades vinculadas con el entonces vicepresidente ejecutivo, fueron recomprados siete de ellos por el Málaga CF, suponiendo un perjuicio económico para la entidad.

Con anterioridad a las operaciones irregulares en la adquisición de acciones y venta de vehículos, la investigación ya había revelado disposiciones de fondos del Málaga CF por parte de los miembros del Consejo de Administración. Según la Policía, de forma continuada en el tiempo, utilizadas para múltiples fines que atenderían a los intereses de la familia del expresidente o al de sus empresas y en ningún caso a los intereses de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios