Las Palmas-Málaga CF | Crónica

Probar tu propia medicina (1-0)

  • Las Palmas se lleva los tres puntos gracias a un gol de Rafa Mir, que vino precedido de un saque de banda en largo

  • Al equipo le faltó sacar chispa en los últimos metros

  • Ontiveros, el más destacado, se echó el equipo a su espalda

Los jugadores del Málaga protestan al árbitro. Los jugadores del Málaga protestan al árbitro.

Los jugadores del Málaga protestan al árbitro.

A la sexta llegó la primera derrota del Málaga de Juan Ramón López Muñiz esta temporada. Las Palmas dio de probar de su propia medicina a los blanquiazules, con un gol de Rafa Mir que vino precedido de un saque de banda en largo. El equipo mostró de nuevo solidez pero estuvo algo más escaso de pegada. Ontiveros tiró del carro y fue el más destacado, de sus botas llegó el peligro pero fue insuficiente.

Muñiz apostaba por lo esperado. Once ya asentado con la novedad de DaniPacheco, que entraba por Hicham. Era la única modificación con respecto al duelo ante el Córdoba. Los blanquiazules salieron realmente bien al Estadio de Gran Canaria. Personalidad y madurez en el primer cuarto de hora de juego que se tradujo en posesión ante un conjunto canario que achicaba. 

Ontiveros, uno de los más destacados en las filas blanquiazules, se sacó un trallazo a los 11 minutos para saludar al meta Raúl. Libre directo lejano pero cargado de intención y malicia y una pizca de rosca que obligó al portero a mandarla a córner. Munir también tendría protagonismo poco después con una mano salvadora tras el testarazo de Blum, que hacía bueno un centro de RubénCastro al segundo palo. Los sustos eran repartidos.

Apareció de nuevo Ontiveros al borde del descanso para hacer otra de las suyas. Cogía el balón a algo más de 35 metros del área. Encaraba al primer canario que le encimó y se marchó de él, del segundo y dribló lo justo al tercero para encontrar zona de disparo. Le pegó con violencia, tanto que se le marchó desviado.

La segunda parte regaló otra buena dosis de igualdad entre boquerones e isleños. Las ocasiones eran testimoniales, sobre todo lejanas y sin demasiado peligro por parte de Las Palmas. Se cuentan algunas de Maikel Mesa y Castro o de Harper en el primer tramo del segundo periodo. Todo olía a empate, a igualdad de fuerzas pero la entrada de Rafa Mir cambiaría el sino.

El murciano sería el autor del gol de Las Palmas que daría los tres puntos a los blanquiazules. Paradójicamente, el tanto llegaría como otros tantos que llevaron la firma blanquiazul. Un saque de banda con potencia que agarraría el ex del Valencia en el área y, ante la pasividad blanquiazul, se revolvería y dispararía para hacer el 1-0 ante Munir, rompiendo su imbatibilidad.

Muñiz apostó por Koné para cambiar algo tras el 1-0 (ya había dado entrada a Hicham). Pero Las Palmas aguantaría bien el resultado, juego subterráneo para que el tiempo corriera y corriera. Funcionó. El Málaga se quedaría en uys y sumaría su primera derrota de la temporada. Pero los blanquiazules siguen líderes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios