Málaga C.F.

Recio vuelve a mojarse

  • El capitán del Málaga hace un análisis extenso de la situación del club

  • Habla de esta temporada, de la entidad, del fichaje de Muñiz, Míchel, José...

José Recio, capitán del Málaga, en un entrenamiento. José Recio, capitán del Málaga, en un entrenamiento.

José Recio, capitán del Málaga, en un entrenamiento. / j. a.

No es Recio hombre de grises. Gusta o no gusta. El capitán del Málaga es un futbolista caliente, de eso no cabe duda. Y fuera del campo tampoco es amigo de callarse. "¿Balance? Balance llevo haciendo todo el año. Es muy fácil. Ninguno del club hemos estado a la altura de lo que es el Málaga, yo el primero. Mi responsabilidad es distinta, no es la misma del que viene de paso. Me achaco esa responsabilidad. Cuando nadie está a la altura pasa lo que pasa. Hemos pensado, viendo qué podíamos hacer mejor. Desde el primer día de julio hasta la semana pasada ha sido una pesadilla que teníamos que acabar cuanto antes", aseguró en los micrófonos de SER Málaga, donde añadió: "Tanto anímica como físicamente mejor, mirando hacia adelante. Sin pensar en lo que haya podido pasar, siendo optimista. Es lo que queda".

Describió una realidad del fútbol cuando asegura que la pelota tapa otras miserias: "Puede ser que haga falta más estructura. De estos 10 años que ha estado en Primera el equipo, he estado siete. He vivido momentos muy buenos, la fortuna ha sido esa. Cuando las cosas van bien se cubre un poco lo que se haga dentro del club. Lo que manda es lo deportivo. Si las cosas se hacen igual en verano pero el equipo rinde no se habla de este desastre. Pero se une todo. Las cosas en verano no se hacen bien. Hubo salidas muy importante. La gente que vino, no la culpo porque eran jugadores jóvenes que igual no tienen la experiencia para competir. No resultó, la plantilla no era compensada. El equipo no ha dado para nada el nivel, no sé el que tiene real, sólo sé el que ha demostrado, el del peor equipo de Primera".

¿Circo? Digo las cosas porque las pienso; al aficionado le duele que nadie dé explicaciones

Una vez dicho eso, se le recordó a Recio aquella famosa declaración en la que asegura que el Málaga había sido un "circo": "Era lo que pensaba en aquel momento. Digo las cosas porque las pienso. Igual la palabra no la repito, pero las cosas se debían hacer mejor, ahora también, como lo están haciendo otros equipos. Al aficionado le duele el descenso, pero le duele que no haya habido ninguna persona en el club con autoridad para explicar lo que ha pasado y lo que viene en el futuro".

Y ya que menciona el futuro, a Recio le tocó contar algo de cómo está su situación: "No tendría ningún problema en seguir en Segunda, sería el que menos problema tendría. Para otro igual es un marrón jugar en Segunda, pero para mí no es hacerlo aquí. Tengo a mis amigos, mi familia y mi ciudad. Lo que sí espero es que se solucionen las cosas, que se pongan en contacto conmigo, me expliquen lo que quieren".

Igual tiene que esperar a Muñiz para saberlo. El capitán bendice la llegada del asturiano: "No pude debutar con él, pero sí entrené algunas veces muy joven. La gente me habla maravillas, ha ascendido dos veces, sería un acierto traerlo. Todo depende del presidente, es el dueño del club. Tenemos el mismo dueño desde hace ocho años. Ojalá que tome la decisión correcta y adecuada y que se funcione desde ya. Muñiz sería un gran entrenador, si le dejan a cargo de la parcela deportiva sería importante".

Antes de terminar, el malagueño lanzó otro dardo hacia los dirigentes por el tiempo perdido: "Es una pena porque el equipo se sabía que estaba descendido desde hace tres o cuatro meses y era un tiempo para ganar y que hemos perdido. Pero no podemos entrar en esa negatividad porque si no no salimos de ahí".

De los entrenadores, Recio completó un análisis claro. "Míchel tuvo dos etapas muy distintas. Llegó para evitar el descenso, hizo un trabajo enorme. Recuperó a mucha gente. Da pena recordar cómo acabó el equipo el año pasado. Decíamos que el equipo podía entrar en Europa League si seguíamos todos. Hicimos un buen fútbol. Este año tocó vivir otra etapa. No ha salido nada, ni a él ni a los jugadores. Intentó hacer lo mejor posible. Los resultados son los que mandan", afirmó el capitán, que continuó hablando de José: "Vino con 11 puntos tras una vuelta, no te digo que el equipo estaba muerto en diciembre o enero, pero muy cuesta arriba. Con mi lesión tuve pocas oportunidades de ayudar. Lo ha pasado mal. No sé si otro entrenador lo habría hecho mejor, si Míchel se va antes o no se va... Sólo sabemos lo que ha pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios