Málaga C.F.

1x1: Resulta que sí había 'nueve'...

  • Partidazo de Blanco Leschuk, que lidera el convincente triunfo del Málaga

Leschuk pelea por un balón. Leschuk pelea por un balón.

Leschuk pelea por un balón. / LaLiga

El análisis individualizado de los jugadores del Málaga en la victoria, la quinta en cinco partidos, ante el Córdoba. Gran actuación coral, pero por encima de todos el partido de Gustavo Blanco Leschuk, imperial en todos los aspectos del juego.

Munir: Tuvo poco peligro que resolver, pero lo que le llegó ahí quedó. Transmite seguridad y eso en un portero es algo impagable.

Cifu: No parecía un jugador que fuera a tener relevancia allá por julio pero ahora es el lateral derecho titular. Y no hay visos de que deje de serlo.

Luis Hernández: Línea ascendente del central madrileño, en otra actuación que ayuda a borrar el amargo sabor que dejó su mala temporada anterior. Apenas sin fallos.

Pau Torres: La vez que dudó se ganó una tarjeta amarilla porque agarró al delantero. En lo demás, correcto y aseado.

Ricca: El gol puso la guinda a la labor del uruguayo, que esta temporada tiene continuidad, al fin, sin lesiones. Y es un jugador de nivel muy alto en Segunda. 

Hicham: Gol y lesión en la misma jugada. Alborotador, le falta elegir mejor. Pero el chasis de futbolista es innegable. Tuvo fe para llegar al balón del gol aunque fue cuando se lesionó.

N'Diaye: El senegalés parece un hombre jugando con niños. Gana por alto, barre por bajo, cada choque gana por aniquilación. No perdió la posición. Jugador determinante en la categoría.

Adrián: Bien arropado y rodeado sus carencias menguan y suben sus cualidades. Sabe jugar al fútbol y llegar. Abrió la lata aprovechando el librillo de Muñiz y la ejecución de Luis Hernández y Leschuk.

Ontiveros: Está y quiere. Corre para detrás, el mejor síntoma de que está metido. Y para adelante es un jugador imparable en esta coyuntura. Zurdazo al poste, siempre un peligro. Le falta un punto de lucidez mayor para elegir. Pero va en el paquete.

Harper: Partidazo del fuengiroleño. Derroche de fuerza, carreras con sentido y nunca un balón por partido. La jugada del 2-0 mezcla despliegue y calidad. Ovacionado al salir.

Blanco Leschuk: Por encima de todos en el partido. No perdía un balón aéreo, siempre jugando con sentido, también con los pies. Pesadilla para el rival, que le molió a faltas. Participó activamente en los dos primeros goles. Resulta que sí había nueve...

Juankar: Salió al final de la primera mitad por el lesionado Hicham. Estuvo sobrio defensivamente, ayudando a Ricca en la contención. No lució demasiado en ataque.

Koné: 10 minutos para el marfileño, que demuestra que tiene cualidades que pueden ser diferenciales. Será importante con el paso de los partidos.

Dani Pacheco: Primeros minutos oficiales en La Rosaleda. Un momento emotivo para él, sin duda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios