málaga cf

Sobrevivir a la herencia

  • Caminero, preocupado por equilibrar el presupuesto

  • Quiere una plantilla de poco más de 20 futbolistas

José Luis Pérez Caminero, director deportivo del Málaga. José Luis Pérez Caminero, director deportivo del Málaga.

José Luis Pérez Caminero, director deportivo del Málaga. / j. albiñana

Llevaba un par de semanas trabajando en la sombra José Luis Pérez Caminero para su proyecto del Málaga. Mientras se hacía oficial o no, se empapaba de lo que podía. Así, el nuevo director deportivo tenía un pequeño mapa de dónde se metía cuando aceptó el reto de tomar los mandos de la nave blanquiazul. Por lo tanto, conocía sus problemas, sus hándicaps. Preocupa al madrileño conseguir equilibrar el presupuesto del equipo, con sueldos desorbitados para la categoría y con un montón de excedente deportivo.

Números, números, números. La cosa obliga a hacer duros ejercicios de ingeniería deportiva. Es cierto que el Málaga puede llorar con un solo ojo. En principio será el presupuesto más alto de la categoría, donde recibirá una cantidad muy importante por parte de LaLiga como ayuda por el descenso. Pero la herencia, en este caso, se muestra como un mal intenso y provocará que este verano se acometan varias decenas de operaciones.

En el club no descartan que pueda haber algún retraso en la llegada del nuevo técnicoEl caso de Baraja está en su recta final; Muñiz y Pep Martí siguen muy bien colocados

"Debo preocuparme de equilibrar la plantilla con altas y bajas. Así como en Primera puedes tener 25 fichas por los derechos, en Segunda, no. Debes tener una plantilla equilibrada, fuerte, contundente, que tenga aspiraciones para pelear con los equipos de Segunda", dijo Caminero el martes. En un principio el Málaga tendrá poco más de 20 jugadores del primer equipo, apoyándose en la medida en el filial y dejando hueco para lo que venga en invierno. Esa es la idea esencial, luego habrá que ver qué ocurre en el verano.

Por ello también quiere cerrar ya al entrenador. Se sigue con la idea de tratar de tenerlo antes del fin de semana, pero en el club deslizan que podría haber algún retraso y llegar algo después. Caminero sigue de ruta. Aunque desde Gijón y otros focos interese contar otra cosa, Rubén Baraja era la primera opción del Málaga. Lo que ocurre es que tiene contrato y en el Sporting le han puesto entre la espada y la pared. Su salida o permanencia dependerá de cuestiones económicas. Conviene señalar que su agente (Quilón) ofreció a diversos clubes al propio Baraja antes del desenlace de la temporada. Hoy se espera una rueda de prensa de Torrecilla (director deportivo del Sporting) en tierras asturianas, donde puede llegar el punto y final a esta historia. Para bien o para mal.

Luego están en la recámara dos hombres principalmente: Juan Ramón Muñiz y Pep Martí. Caminero se ha visto con el asturiano y hubo buena sintonía. Además, ha pedido opinión a gente del club y futbolistas que han pasado por sus manos. Al director deportivo también le gusta Martí, que se encuentra libre y también está dispuesto a decir sí al Málaga en cuanto exista oferta en firme (si es que llega). Para cubrirse las espaldas, Caminero contempla a otros candidatos, más allá de los muchos que se ofrecen al club. Alguno todavía está en competición.

Lo que es innegable es que el Málaga está ya a pleno rendimiento, sólo falta que Caminero dé con su hombre para el banquillo y poder terminar de confeccionar la lista final de posibles bajas y la elección de futbolistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios