Málaga C.F.

Torres, bajo los focos

  • El madrileño reaparecerá contra el Athletic ante la sanción de Ignasi Miquel tras casi cinco meses sin jugar

Miguel Torres, durante un entrenamiento este mes. Miguel Torres, durante un entrenamiento este mes.

Miguel Torres, durante un entrenamiento este mes. / javier albiñana

Se ha encontrado José González con la defensa en cuadro. La lesión de Fede Ricca y la sanción a Ignasi Miquel por su expulsión contra el Valencia reducen al mínimo la lista de la que elegir. De hecho, más allá de Rosales y Luis Hernández, en las otras dos posiciones solo le puede quedar una duda que a priori parece de fácil resolución: Miguel Torres o Diego. Lateral y central; central y lateral. Solo puede dar vueltas a ello el técnico, porque los cuatro mencionados son las únicas cartas defensivas en la baraja para afrontar el partido contra el Athletic.

Se fichó a un central por falta de efectivos y se vendió a otro. Suerte que los astros se han alineado para que Miguel Torres llegue a la cita para poder cubrir la baja del lateral uruguayo, mirado por el mismo tuerto que se cebó con el madrileño. El domingo (16:15) estará bajo los focos en San Mamés; es su vuelta a un campo de fútbol después de casi cinco meses, nada menos. Fue el 30 de septiembre, en el Sánchez Pizjuán, cuando disputó su último y de hecho único partido esta temporada.

Está más discutido que nunca tras su polémica fotografía durante el Las Palmas-Málaga

El calvario de lesiones lo arrastra desde pretemporada. A principios de agosto sufrió una luxación en los tendones del tobillo izquierdo y hasta tuvo que pasar por quirófano. Mes y medio después regresó a los entrenamientos, entró precisamente en la convocatoria para jugar ante el Athletic en La Rosaleda y a la semana siguiente aprovechó el hueco dejado por Luis Hernández -afectado por un esguince- para ser titular. Pasado el parón por selecciones, volvió al banquillo en la derrota con el Leganés y pare usted de contar.

De ahí en adelante, la noticia del regreso de Torres se ha repetido en varias ocasiones con la contra de nuevas lesiones. Cuando parecía ver la luz, recaía. Esta vez fueron problemas musculares, de menor entidad por lo general, los que le tuvieron de frenazo en frenazo. En el cuádriceps primero, semanas después en el gemelo. Y cuando parecía volver, otra vez el cuádriceps.

El defensa madrileño, uno de los capitanes del equipo, llegó a acudir a un especialista en Italia que le diagnosticó una serie de problemas gástricos que le podían estar provocando las constantes dolencias musculares. Ahora volverá a tener minutos tras entrar en la lista del Valencia y más en entredicho que nunca. La famosa fotografía cenando con Moyá y Codina en Madrid durante el partido ante Las Palmas dio la vuelta a las redes y le provocó muchas críticas por falta de compromiso. Salió del paso en sala de prensa y ayer volvía a apelar a su rol en el Málaga, con el que renovaba en octubre hasta 2020, decisión criticada entonces por su eterna ausencia.

"Quiero que la gente me vea haciendo lo que he hecho siempre aquí en Málaga. Entiendo que la situación que vive el club, con todo lo que pasa, se tienda un poco a opinar. Cuando el club opta por ampliar mi vinculación lo hago de la manera más feliz posible. Hay muchos aficionados que me felicitan, otros piensan que estoy buscando mi retiro", expresaba al respecto Torres en una entrevista en Radio Marca Málaga, donde volvió sobre su argumento para definir aquel episodio: "Cuando tienes una situación desagradable de lesiones que no logras solucionar, de alguna manera das de comer a esa gente que tiene algunas dudas contigo. Todo lo que vaya pasando después incrementa todo lo negativo que puedan pensar de ti. Cuando van bien las cosas todos quieren ser partícipes del momento, y cuando te van mal te toca vivirlo prácticamente solo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios