Málaga C.F.

"Se acabó cuando termine la temporada"

Torres, en el suelo, con Lucas Pérez. Torres, en el suelo, con Lucas Pérez.

Torres, en el suelo, con Lucas Pérez. / CABALAR / efe

Es el discurso del profesional, que mientras las matemáticas no dicten no se pueden decir las cosas. Otra cosa será la procesión que vaya por dentro. Miguel Torres salió a la zona mixta del estadio de Riazor para analizar el encuentro con cabeza baja y cargado de protocolo. Eso sí, dejó claro el abatimiento pero habló de presiones liberadas. No hay nada que perder, dice.

"Se acabó cuando termine la temporada y se determine quiénes descienden. No podemos ser los pringados que digamos que esto se acaba. Llevamos toda la temporada en descenso y ahora sí que no tenemos nada que perder y mucho que ganar. Tenemos que dar la cara, ser responsables y defender los valores del club, dar un paso adelante y demostrar qué valemos cada uno", explicó en los micrófonos de Cadena SER Málaga el madrileño, que al igual que José cree la derrota no vino por cobardía: "No creo que fuera cuestión de garra. Robamos bien pero nos costaba encontrar a la gente de arriba. Tuvimos muchas pérdidas, tienen buenos jugadores arriba y es una pena porque hoy [por ayer] sí que el vestuario está dolido. Por cómo fue, por la ilusión que teníamos porque la victoria con el Villarreal nos dio una nuevo opción".

Torres, que ayer volvió a llevar el brazalete de capitán, salió también al paso para volver a pedir disculpas al aficionado. No es el primero que lo hace. "Es un día complicado porque sabíamos que este era un partido súper importante. Una vez más hay pedir disculpas a la afición y pedirles que en lo que queda estén con nosotros", señaló el defensa, que concluye: "Solo nos queda ganar los partidos que nos quedan y que no se nos pueda decir nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios