Málaga C.F.

El filial no fichó a nadie

Los jugadores del Malagueño celebran un gol. Los jugadores del Malagueño celebran un gol.

Los jugadores del Malagueño celebran un gol. / javier albiñana

Uno de los motivos de fricción entre Manel Ruano y Antonio Tapia, entre otros más profundos de concepción y filosofía, era que el ex técnico del filial malaguista pedía algunos refuerzos para la segunda vuelta de la competición en el Grupo IX de Tercera. Desde el club se apostaba por dar continuidad y mirar abajo.

Lo cierto es que el único cambio ha sido el del banquillo. Ruano, que no pudo conseguir en temporadas anteriores el ascenso, se marchó con el equipo en la cabeza de la tabla y más de dos partidos de ventaja sobre el segundo. Y le relevó Dely Valdés en el cargo. Los lesionados José Carlos, Santi y Luismi no han sido relevados. Samu Casado también está fuera, pero se le espera en las próximas semanas y la portería es una de las posiciones en la que hay más abundancia de proyectos serios en la Academia.

El reto del ascenso, pues, en el que se ha puesto mucho empeño (y dinero) en los últimos años lo deben afrontar los que ya estaban con el único cambio en el banquillo. De momento, las bases para acabar primero están puestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios