Málaga C.F.

Cada uno estuvo en su línea de siempre

  • Cumplen los que suelen cumplir y suspenden los que suelen suspender

  • Colectivamente, un desastre

Cada uno estuvo en su línea de siempre Cada uno estuvo en  su línea de siempre

Cada uno estuvo en su línea de siempre

Una nueva derrota que ya ni sorprende y cada vez escuece menos. No se espera mucho de algunos jugadores, que suelen cumplir con regularidad sus roles en este curso extraño. Eso significa que suspenden los que casi siempre suspenden y se salvan de la quema los que suelen dar un mínimo exgibile para el fútbol de elite. Luego está el rendimiento colectivo, que es verdaderamente deficiente.

Es fácil ir uno a uno. Roberto no pudo evitar el primero, pero estuvo firme el resto del tiempo y salvó goles. Eso casi siempre ha sido así en las jornadas anteriores. Rosales volvió a naufragar y a salir en la foto de un gol. Los centrales hicieron lo que pudieron, lo mismo que Diego González. Por delante de ellos, tanto Iturra como Lacen hicieron un sacrificio extremo, pero a estas alturas de sendas carreras, es normal que se terminen desfondando. En las alas, Chory Castro está también pidiendo a gritos un relevo. De Success poco más se puede decir, que lo cambien por razones tácticas a los 35 minutos resume su partido.

Ideye, bien de espaldas, ausente en el área. Le llegan pocos balones y casi siempre los ve pasar por encima de su cabeza. Rolan, carreras para compensar que no desequilibra nunca un choque. De los cambios, lo esperado. En-Nesyri metió revoluciones, Bueno ni se notó y Samu no tuvo tiempo para aportar nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios