Málaga C.F.

Los remiendos aguantan

  • El Málaga volvió a resolver la papeleta y sumó otra victoria en la segunda ausencia liguera de Munir y N'Diaye

  • Kieszek y Lacen, con altibajos, fueron las soluciones en cada ocasión

Lacen y Kieszek posan con sus compañeros antes de jugar ante el Tenerife. Lacen y Kieszek posan con sus compañeros antes de jugar ante el Tenerife.

Lacen y Kieszek posan con sus compañeros antes de jugar ante el Tenerife. / MARILÚ BÁEZ

Era el Málaga el equipo de la categoría más afectado por las bajas internacionales. Alivió el acuerdo para que Hicham permaneciera en casa y que Haksabanovic rechazase la llamada de Montenegro para continuar con su adaptación al grupo. El marroquí, de hecho, ayudó el pasado viernes a agitar el partido ante el Albacete. De cualquier modo, Juan Ramón Muñiz se tuvo que volver a amoldar a dos ausencias que se harán rutinarias a lo largo de la temporada como las de Munir y Alfred N'Diaye. Y una semana más, el equipo salió airoso sin dos de sus pilares.

Esta es la segunda ventana de selecciones a la que marchan los malaguistas y el del Albacete fue el tercer partido que se pierden, el segundo de Liga. Y en ambos encuentros se hizo con la victoria el Málaga, que resolvió la papeleta correctamente con las mismas soluciones sobre el tapete. En primer lugar, el puesto de Munir fue para Kieszek. Al fin y al cabo, para esto llegó el polaco. "No soy estúpido, Munir es el número uno en este momento", decía el viernes. Se necesitaba alguien veterano y con experiencia en la categoría y el ex cordobesista da el perfil pensando no solo en ausencias puntuales, sino en un posible play off de ascenso en el que el marroquí estará prácticamente seguro jugando la Copa de África. Misma situación que N'Diaye, al que suplió también tanto en competición regular como en Copa del Rey Medhi Lacen.

El franco argelino es el que más dudas deja, por él, su estado físico y la escasa rotación en el centro del campo sin el senegalés. Por lo pronto, dentro de un once bastante rígido a excepción de las bandas -ahí jugaron ya Ontiveros, Pacheco, Juankar, Renato Santos, Hicham y Juanpi-, Lacen lleva la delantera sobre Boulahroud, se entiende que por bagaje y confianza del técnico, con el que coincidió hace diez temporadas en el Racing de Santander.

El primer partido sin los dos africanos fue el Málaga-Tenerife del 8 de septiembre en La Rosaleda. 1-0 con gol de Blanco Leschuk. Actuación correcta de Lacen, alguna duda de Kieszek. En este último, el pasado viernes, el meta no tuvo más trabajo que el penalti de Bela. Estuvo cerca de pararlo, mientras el medio centro acabó sustituido justo después tras un mal repliegue en la jugada donde Pau Torres derriba a Zozulya.

El único borrón fue en Copa del Rey, aunque cabe decir que en un equipo de rotación. Y es que ambos habrían sido titulares aunque los internacionales hubieran estado en Málaga. Diego González y Abqar disputaron ante el Almería sus primeros y únicos minutos en lo que va de temporada y debutó Iván Jaime. Lacen vio la amarilla en una actuación discreta en general que acabó en remontada almeriense (1-2) tras la entrada de un Sekou Gassama que rompió todos los esquemas.

Este es el balance hasta ahora, con solo tres partidos de ausencia y las mismas soluciones. Lo programado es que Munir y N'Diaye estén de vuelta para el choque ante el Elche, aunque ya avisaba Muñiz en la previa del partido contra el Albacete: "Esta situación nos genera un problema porque como pierdan el avión no llegan y sería un problema para dos partidos". Si el compromiso de esta jornada fuese el domingo no habría problema, pero por tiempo y kilómetros las palabras del técnico costasoleño no son una exageración. Ambos juegan mañana su segundo y último partido en esta ventana, el senegalés en Sudán (19:30) y el marroquí nada menos que en Islas Comoras (15:00), un pequeño archipiélago al noreste de Madagascar.

El caso de Munir es más preocupante porque tras el Mundial ha sido relegado por Hervé Renard en favor de Yassine Bono. Justo cuando el malaguista es titular, además, porque la última temporada y media fue suplente de Aitor Fernández en el Numancia y aun así ocupó la meta africana en Rusia. El portero comentaba en entrevistas la posibilidad de rechazar alguna convocatoria para permanecer en Málaga, pero finalmente se embarcó en un viaje tremebundo para sentarse en el banquillo. Y de los dos, es de hecho el que tendría más difícil su regreso este viernes si hay alguna complicación.

Ya hablaba Muñiz de la necesidad de parones por el subidón de nivel en Segunda, también el técnico del Elche. Se sobrevive sin los internacionales, pero no son por ello menos imprescindibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios