Málaga C.F.

Los últimos, a examen

  • El equipo se mide hoy al Córdoba en Marbella (10:00 horas) y al Granada en Los Cármenes (20:00)

El once que el Málaga sacó contra el Marbella. El once que el Málaga sacó contra el Marbella.

El once que el Málaga sacó contra el Marbella. / málaga cf

A una semana de que el Málaga se plante en Lugo para empezar esa carrera de fondo que es la Segunda División y que hace más de una década que no pisa, Juan Ramón Muñiz quiere acción. El equipo blanquiazul tiene hoy dos citas contra rivales de la categoría, como lo han sido varios en este verano intenso. Se comienza la mañana en las instalaciones de Marbella Football Center, a partir de las 10:00, donde espera el Córdoba (101 Televisión). Diez horas más tarde, a las 20:00, cita en Los Cármenes para jugar el Trofeo Ciudad de Granada contra el cuadro nazarí. Dos buenas piedras de toque que sustituyen al clásico Trofeo Costa del Sol.

Estos partidos despiertan interés porque se espera ver a los recién llegados, sobre todo a los dos últimos, que evidentemente no tuvieron tiempo de debutar aún. No hay más atracción ahora mismo para los malaguistas que ver a los dos nuevos tanques: Alfred N'Diaye y Blanco Leschuk. Uno llega para comandar el centro del campo, el otro lo hace con la misión de dotar al equipo de gol.

El internacional senegalés dice que tiene piernas para lo que le echen, que viene de hacer una buena pretemporada. El argentino no fue tan osado en su presentación, pero seguro que Muñiz querrá verlo en acción antes de que comience el campeonato. Junto a ellos también hay hambre de Pau Torres y Haksabanovic. Ambos tuvieron algo de participación el miércoles en el duelo contra el Mallorca. Hoy se les debe ver muchísimo más.

Contrasta la energía que puedan mostrar los cuatro fichajes de esta semana con lo que se vio en los últimos minutos del duelo del pasado miércoles. La pretemporada está siendo exigente y eso se nota en la falta de oxígeno de gran parte del grupo en los tramos finales de los partidos.

Estas citas no son sólo bolos insulsos veraniegos. Para muchos también son pruebas finales. Algunos están saliendo reforzados y otros parece que han terminado de condenarse a ojos de los técnicos.

El último once ya dejó muchas pistas de por dónde van los tiros en el Málaga. Y eso que faltaban -y faltan- piezas por entrar. Hay un grupo base sólido. Dice mucho de estos partidos, paralelamente, quiénes no los juegan estando físicamente bien.

El juego no está siendo muy estético, el Málaga atraviesa una fase escéptica en la que el orden y los conceptos mandan sobre la improvisación. Quitando el partido contra el Nottingham (que fue el primero y tras una sola semana de entrenamiento), en el resto los blanquiazules han sido rocosos y serios, sin alardes, como comenzando la casa por los cimientos. Casi siempre se marchó sin encajar y concediendo poco. Ahora sólo falta ver que también hay desequilibrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios