Obras

Abren al tráfico los accesos provisionales a Benalmádena del crítico kilómetro 222

  • La apertura de estos viales supondría el fin del problema de los atascos diarios en el arcén de la autovía en cualquier época del año

Abren al tráfico los accesos provisionales de acceso a Benalmádena en el km 222 Abren al tráfico los accesos provisionales de acceso a Benalmádena en el km 222

Abren al tráfico los accesos provisionales de acceso a Benalmádena en el km 222

Tras más de una década de atascos parece que por fin las retenciones diarias en el arcén pasarán a ser historia. Este miércoles se abrieron al tráfico los accesos provisionales a Arroyo de la Miel (Benalmádena) desde el punto kilométrico 222 de la autovía.

Aunque las obras aún no han terminado, ya que estas se prolongarán hasta el último trimestre del año 2020. Mientras tanto, la apertura de estos accesos provisionales facilitarán las conexiones con el municipio y acabará con los atascos diarios, que en ocasiones llegaban hasta el municipio vecino de Torremolinos, con hasta 15 o 20 minutos de espera en algunos casos, como en las horas punta, ocupando el arcén, con los consecuentes peligros de seguridad vial que ello suponía.

Después de casi 12 años, hoy podemos decir que salimos del atasco del kilómetro 222: tal y como aseguran los ingenieros de carretera de este proyecto, a raíz de la apertura de estos accesos provisionales, el problema que padecíamos diariamente de seguridad vial a la entrada y salida del municipio ha desaparecido”, manifestó el alcalde, Víctor Navas, durante una visita a la zona.

Más concretamente, se han abierto dos nuevos desvíos adicionales (de entrada y de salida) antes del kilómetro 222 para agilizar el tráfico. Para la creación de los accesos provisionales se ha procedido a la habilitación del ramal sur para acceder a la AP-7 en dirección Málaga, es decir, el desvío que se halla al sur de la autovía y discurre por la parte trasera de la Gasolinera Repsol; además de la habilitación del ramal norte, para acceder a Benalmádena pasando por la parte delantera de la Gasolinera Repsol que se halla al norte de la AP-7 y discurre por debajo del llamado túnel del cementerio, y desde el cual se podrá acceder al centro de Arroyo de la Miel sin pasar por el kilómetro 222.

Por su parte, el concejal de Obras en el Ayuntamiento, Óscar Ramundo, aseguró estar convencido de que “estos ramales secundarios supondrán la descongestión del acceso a Benalmádena y permitirá continuar con la obra de enlace con bastante menos tráfico del que hasta hoy circulaba por dicho acceso”.

En este sentido, recordó que hasta el día de ayer, la entrada principal al municipio desde la autovía “sufría constantes retenciones en las horas punta y no solo en verano: ya era una odisea entrar a Benalmádena durante todo el año, soportando caravanas de varios cientos de metros que ocupaban el arcén y parte del carril derecho de la AP-7, dificultando la normal circulación de vehículos por este tramo de la autovía, con el peligro que ello suponía”.

La obra de mejora de los accesos, vial pasan a diario unos 15.000 vehículos, comenzó en septiembre de 2017, cuenta con un presupuesto que ronda los 11 millones de euros y está siendo financiada íntegramente por el Ministerio de Fomento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios