Antonio Moreno Ferrer/ Alcalde de Vélez-Málaga “Pagamos el capricho de paralizar el tranvía”

  • El candidato del PSOE a las municipales del 26 de mayo lamenta que las normas impuestas por el PP en el Gobierno central dificulten cualquier gestión administrativa

Antonio Moreno, alcalde de Vélez-Málaga. Antonio Moreno, alcalde de Vélez-Málaga.

Antonio Moreno, alcalde de Vélez-Málaga. / Mayte Cortés

–¿Cómo afronta sus segundos comicios?

–Con mucha ilusión. Cuatro años es un margen escaso para llevar a cabo todos los proyectos por eso tengo la ilusión de poder finalizar muchos de los que ya tenemos empezados.

–¿Teme la dispersión de votos que pueden haber con tantos partidos como confluyen en Vélez-Málaga?

–No. El PSOE es un partido de gobierno y hemos demostrado que cuando estamos en él, Vélez-Málaga avanza, se rompen las desigualdades sociales y se incrementa la cohesión social. Nuestro modelo de ciudad es inclusivo. Trabajamos con nuestra militancia, confiamos en nuestros votantes y no tenemos que temer a otras fuerzas políticas.

“Cuatro años es un margen escaso para llevar a cabo todos los proyectos, por eso quiero seguir gobernando”

–¿Cómo define la relación con sus dos socios de gobierno, esto es, con el Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar y con el Partido Andalucista?

–Hemos sido capaces de tener un proyecto de ciudad para Vélez-Málaga en estos tiempos en los que es fundamental el diálogo y en el que todos los que están el gobierno tienen que entender que el interés general debe de primar. Yo estoy agradecido a mis socios de gobierno porque nunca nos hemos separado del mismo objetivo. También hemos conseguido dar estabilidad al municipio para atraer inversores.

–¿Qué puede decir a quienes creen que Torre del Mar ha sido el gran beneficiado del pacto?

–Que no es así. Si Torre del Mar no formase parte de Vélez-Málaga podríamos hablar de otra cosa, pero como está dentro del municipio, sólo puedo decir que hemos hecho un buen trabajo. El Gipmtm es una fuerza política que vela por los intereses de nuestra ciudad. El teniente alcalde de Torre del Mar, Jesús Atencia, habla de Vélez-Málaga con la misma tranquilidad que yo. Por tanto, hemos conseguido que la normalización de la vida pública llegue a la gestión. Y gestionar es lo más importante para un municipio y de ahí su progreso. Si miramos la inversión por habitantes podemos ver que ha habido épocas en la que se ha invertido mucho más dinero en Torre del Mar que en esta época. No pienso que haya ningún beneficiado sino los vecinos y vecinas de Vélez-Málaga por esa estabilidad.

"Hemos logrado entre los tres partidos que la normalización de la vida pública llegue a la gestión”

–¿Con qué está más satisfecho de su gestión?

–Sobre todo con que el desempleo haya disminuido prácticamente en 6.000 personas. Eso son 6.000 familias, que coyuntural o estructuralmente, han tenido empleo para poder salir adelante. Por tanto, hemos logrado generar actividad económica. También con el incremento que hemos dado a las partidas sociales para ayudar a aquellos que pudieran estar en riesgo de exclusión social, igualando la cohesión social. El tercer eje fundamental en el que hemos centrado nuestro trabajo ha sido el equilibrio entre los territorios.

–¿Qué le ha faltado?

–Me ha faltado tiempo. Y esto tiene mucho que ver con el cambio de normativa que nos dejó el Partido Popular. Me refiero a la Ley de Sostenibilidad, al techo de gasto, o a la Ley de Contratos. Todo ello hace que sea muy complicado hacer cualquier acción administrativa ágil. Por eso me ha faltado tiempo. Hasta para hacer un contrato menor se requieren dos o tres meses. Hay una serie de normas impuestas por el PP en el gobierno de la nación que dificulta cualquier gestión administrativa.

–¿Qué ha pasado para que no vuelva a funcionar el tranvía?

–Delgado Bonilla hizo una apuesta encaminada a romper el equilibrio del transporte municipal, y sólo porque el tranvía había venido gracias a un gobierno socialista. Él siempre dijo que no se subiría y creo que cumplió a pesar de que nos perjudicaba a todos los veleños y veleñas. La ciudad tiene un problema creado por Delgado Bonilla que no es sólo que el transporte público no funcione, y que ahora podríamos haberlo mejorado ampliando a cada uno de sus pueblos, sino que ha hecho que se incremente el déficit del transporte público. Ese capricho de Delgado Bonilla de paralizar el tranvía lo estamos pagando entre todos los vecinos y vecinas.

–¿Complacido con la evolución del parque tecnoalimentario?

–Por supuesto. Era una de nuestras propuestas estrellas. Queríamos que los espacios improductivos se convirtiesen en productivos. Además de ser un lugar donde se va a innovar y comercializar productos produciendo un tráfico de economía importante, se van a crear muchísimos empleos. Yo diría que más de 600 directos y alguno más indirectos. Creemos que una vez agotado el suelo es el momento de pensar cómo y de qué manera buscar otro espacio de excelencia para que se instalen empresas que todavía nos preguntan dónde hay suelo industrial para instalarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios