Málaga Costa

Fuengirola cederá viviendas de titularidad municipal a los mayores con menos recursos

  • El Pleno aprobó ayer el reglamento que regulará este proceso

  • El Servicio de Ayuda a Domicilio se encargará de la limpieza

Un momento del Pleno celebrado ayer en Fuengirola. Un momento del Pleno celebrado ayer en Fuengirola.

Un momento del Pleno celebrado ayer en Fuengirola.

El Pleno ordinario celebrado ayer en Fuengirola aprobó el reglamento que permitirá que los mayores con ingresos muy reducidos y que viven de alquiler se puedan convertir en compañeros de piso en viviendas de titularidad municipal. Se trata de una iniciativa pionera que se pondrá en marcha en el municipio ante la necesidad de un alojamiento alternativo para estas personas. "Es un proyecto ilusionante, que surgió tras una reunión que la alcaldesa y yo mantuvimos con una señora que tenía serios problemas para llegar a final de mes. Por supuesto, le prestamos ayudas a través de Servicios Sociales, pero hemos querido dar un paso más con la puesta en marcha de esta iniciativa de pisos compartidos entre mayores", explicó el concejal de Servicios Sociales, Francisco José Martín.

En especial, los alojamientos compartidos están concebidos para aquellas personas mayores de 60 años de edad que lo precisen y cuyo perfil y características se reflejan en reglamento. Por norma general se dirigirán a personas que se encuentren en un estado físico y psíquico que no necesita de apoyo externo, tengan dificultades para mantenerse en su vivienda por deterioro de la misma o problemas de convivencia, o que sean obligados a abandonarla o no dispongan de recursos económicos, familiares o sociales.

Cada usuario contará con una habitación individual o en el caso de las parejas, podrán compartirla. Eso sí, tanto el salón, como los baños o la cocina serán considerados como zonas comunes, por lo que los "compañeros" deberán compartir esos espacios. Además el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) se encargará de las labores generales de limpieza de las viviendas.

"Estamos gestionando para intentar dar respuesta a este colectivo, a las necesidades de los mayores con escasos recursos, que para nosotros son una de nuestras prioridades. Me comprometo a que la aportación que deberá abonar cada usuario, una vez que se determine quiénes son, será ajustada a los costes de mantenimiento de la vivienda. Es un proyecto en el que hemos puesto mucha ilusión", concluyó la alcaldesa, Ana Mula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios