Rincón de la Victoria

Comienzan a eliminar los grafitis de la Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria

  • El coste para las arcas del Ayuntamiento alcanza los 33.640 euros

  • Los trabajos tienen un plazo de ejecución de un mes

Comienzan a eliminar los grafitis de la Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria Comienzan a eliminar los grafitis de la Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria

Comienzan a eliminar los grafitis de la Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria / M. Cortés

La Casa Fuerte Bezmiliana estrenará el año como debe. Como requiere cualquier monumento de una ciudad, y todavía más, uno como éste, clasificado como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía. Es precisamente su catalogación lo que ha alargado los plazos para la eliminación de los grafitis, firmas, dibujos y frases mal sonantes, que lucían en sus muros, al requerir de un proyecto de intervención. A esto se suma el coste de la operación, ya que no es posible reducir los trabajos a una simple capa de pintura o encalado. La eliminación de estas marcas le ha costado al Ayuntamiento de la localidad 33.640,25 euros. La actuación tiene un plazo de ejecución de 30 días.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), explicó que para llevar a cabos la labor de limpieza en la Casa Fuerte Bezmiliana han tenido que contar con el visto bueno de la Consejería de Cultura y contratar a una empresa especializada. La labor ha consistido en la eliminación de los grafitis en el muro exterior y en la carpintería de madera. La empresa que los lleva a cabo es Obras y Restauraciones Picaso. 

En el proyecto de intervención se ha tenido en cuenta el material original del paramento. Éste está levantado con una arenisca que debe ser restaurada durante el proceso de limpieza del lienzo. "Es una actuación costosa tanto por la inversión que hay que realizar como por lo laborioso que resulta, ya que hay que levantar el paramento de arenisca y volverlo a poner", explicó el regidor, que comentó que no es posible limpiarlo con chorros agua a presión ni con ningún líquido especializado en este tipo de pinturas.

Y eso se convierte en un problema para el Ayuntamiento rinconero de cara a mantener el estado impoluto del muro exterior trasero y de las dos garitas. "Si apareciese de nuevo una pintura no podríamos quitarla, habría que volver a hacer un proyecto de intervención que tendría que supervisar la Junta y actuar con dicha autorización; está sometido a una compleja tramitación administrativa dado que es un BIC", indicó Salado.

Mientras que concluye la limpieza de los lienzos exteriores, el alcalde está analizando presupuestos para instalar cámaras de seguridad y contratar vigilantes nocturnos que velen por la integradidad del edificio. Un paso que ya se puso sobre la mesa a mediados de este año. Además, va a instalar focos que iluminen la fachada. La instalación coincidirá con la finalización de la limpieza con el objetivo de impedir que vuelvan a actuar sobre este espacio. "El problema es que las cámaras son disuasorias para unos y para otros no; pueden venir encapuchados y aprovechando la oscuridad de la noche, pintar las paredes, y salir corriendo", reflexionó.

La Casa-Fuerte de Bezmiliana fue construida en 1766. Es un edificio militar que complementa a las torres alminaras del siglos XVI que hay en El Cantal y en Torre de Benagalbón. Actualmente, es una sala de exposiciones. Su patio trasero también acoge algunas celebraciones locales como puede ser el pregón de la Fiesta de Verdiales de Benagalbón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios