Málaga Costa

Talento y vocación por las Ciencias

  • Un fuengiroleño se clasifica para la Olimpiada Iberoamericana de Biología

Iker Puerto, alumno de segundo de Bachillerato del IES Los Boliches de Fuengirola. Iker Puerto, alumno de segundo de Bachillerato del IES Los Boliches de Fuengirola.

Iker Puerto, alumno de segundo de Bachillerato del IES Los Boliches de Fuengirola. / E. M.

Identificar la cantidad de proteínas de una muestra, experimentar con terapias de sustitución hormonal en ratones en un laboratorio virtual o analizar los efectos de diferentes sustancias en pulgas de agua fueron algunas de las pruebas prácticas a las que tuvo que enfrentarse el joven fuengiroleño Íker Puerto en la XIII Olimpiada Española de Biología. Tras clasificarse entre los primeros puestos, el próximo mes de septiembre viajará a Ecuador para representar a España en la fase iberoamericana, donde competirá con otros clasificados de más de una veintena de países de habla hispana y Portugal. "Uno siempre tiene la esperanza de quedar entre los ganadores, pero la verdad es que no sabía muy bien qué esperarme porque todo el mundo tenía un nivel bastante bueno y las pruebas eran muy duras", comenta este estudiante de segundo de Bachillerato del IES Los Boliches sobre una prueba que duró más de siete horas: tres horas para el examen tipo test compuesto por 150 preguntas y cuatro horas para las pruebas prácticas.

"En las prácticas de la fase final no solo se pedía el manejo de los instrumentos sino la elaboración e interpretación de las conclusiones de esa práctica. Eran muy completas pero también muy complejas", expresa, por su parte, su profesora de Biología en el instituto, Isabel Codes, quien le acompañó durante su estancia en Badajoz y quien asegura que tanto el nivel de las preguntas teóricas como de las pruebas prácticas "era propio de licenciados en Biología, no de alumnos de segundo de Bachillerato". "Estos alumnos llegan al nivel de excelencia. Es muy gratificante verlos, son chicos que tienen un futuro muy prometedor dentro de la ciencia que elijan", incide.

Su tesón, su esfuerzo y, sobre todo, su pasión por la ciencia, se ven ahora recompensados con esta medalla y la posibilidad de conocer una nueva cultura al otro lado del charco. Ha tenido la oportunidad de prepararse junto a profesores de la Universidad de Málaga y la de Córdoba. Ahora, además, durante el verano tendrá la posibilidad de solicitar una estancia en uno de los centros del CSIC y durante una semana se preparará en la Universidad Autónoma de Madrid junto al resto de clasificados de la fase iberoamericana e internacional. Antes, eso sí, asegura que se centrará en los exámenes de acceso a la universidad, donde el próximo curso quiere estudiar Bioquímica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios