Málaga Costa

Torremolinos, ante el gran reto de su peatonalización

  • Durante los próximos meses la ciudad vivirá una de sus mayores transformaciones urbanísticas de las últimas décadas

  • Las obras finalizarán en diciembre de este año

Comienzo de los trabajos, ayer, en la avenida Palma de Mallorca. Comienzo de los trabajos, ayer, en la avenida Palma de Mallorca.

Comienzo de los trabajos, ayer, en la avenida Palma de Mallorca. / FOTOS: E. Moreno

A pesar de la lluvia y ante la mirada de vecinos y comerciantes las máquinas comenzaron ayer a adueñarse de la avenida Palma de Mallorca con motivo de la primera fase de los trabajos de peatonalización del centro urbano de Torremolinos. Se trata de la mayor transformación urbanística a la que se enfrenta la ciudad desde hace décadas, unos trabajos que se prolongarán hasta diciembre de 2018 y que se dividirán en dos fases: la primera, que arrancó ayer y que tendrá lugar hasta mayo, aunque se interrumpirá durante la Semana Santa, en la que se levantará la calzada para proceder a la renovación y ampliación de todas las infraestructuras y redes de servicios públicos (electricidad, gas natural, telecomunicaciones, abastecimiento de agua y alcantarillado); y la segunda, de mayo a diciembre, en la que se acometerán los trabajos en superficie. Todo ello supondrá una inversión de 2,5 millones de euros.

Durante la jornada de ayer, las distintas empresas de suministros de servicios, como Aguas de Torremolinos, procedieron al vallado de la zona y a la correspondiente señalización de las obras como paso previo al levantamiento de la calzada, aunque no de las aceras, por lo que la actividad comercial no se verá afectada y podrá realizarse con relativa normalidad. No obstante, desde la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET) se solicitó la exención de diferentes tasas municipales, entre ellas la de ocupación de vía pública, a aquellos negocios que sí se vean afectados por las obras. "Ya se empieza a ver movimiento, solo espero que no se retrasen mucho y que pronto podamos ver el resultado", comenta Marcelo Moreno, vecino del municipio. "Por lo que he visto en fotos el proyecto tiene muy buena pinta pero todavía queda mucho para que podamos verlo así", señala, por su parte, José Luis Sánchez, quien durante unos segundos se para a contemplar el trabajo de los operarios. "Dijeron que hoy [por ayer] comenzarían los trabajos y así ha sido aunque con las lluvias no sabemos si se retrasará un poco más", agregó. Lucía Garrido también se mostró sorprendida por el inicio de las actuaciones. "Paso por aquí todos los días de camino al trabajo así que me tocará verlo todo", apuntó.

Ya se empieza a ver movimiento, solo espero que no se retrasen mucho las obras"

El proyecto del arquitecto Salvador Moreno Peralta abarca una superficie de algo más de 10.000 metros cuadrados y comprende todo el área de la plaza, desde la avenida Isabel Manoja hasta la calle Hoyos. El tramo desde la avenida Isabel Manoja hasta la calle Cauce se convertirá en un paseo-salón de acceso a la plaza Costa del Sol mediante la regeneración de los pasajes intermedios con un plan integral de embellecimiento, restauración de fachadas y establecimiento de actividades. El paseo quedará igualmente flanqueado por una hilera de palmeras y naranjos y se completará con la inclusión de pequeños estanques y tarimas de madera. También se reservará un espacio para la instalación de todo tipo de kioscos así como para las terrazas de los comercio. Por otro lado, se recuperarán elementos identitarios de la historia de la ciudad, como la fuente de piedra, que se trasladará a su primitivo emplazamiento, así como la rehabilitación de la Casa María Barrabino y su posterior integración en el espacio público mediante la demolición de los comercios que hoy la ocultan para darle un uso preferentemente cultural. Además, tal y como ya se anunció el pasado mes de junio, uno de los elementos más llamativos y que cobrará un mayor protagonismo en este punto será la instalación de una gran pérgola en la parte central de la plaza Costa del Sol.

Por otro lado, de forma simultánea también arrancaron las obras de reforma integral de la Cuesta del Tajo y la calle Peligro, que tiene por objeto la mejora de la accesibilidad y calidad del tránsito peatonal por este nudo de enlace entre el paseo marítimo de El Bajondillo y el centro urbano. El proyecto, que está subvencionado por la Diputación Provincial y tiene un plazo de ejecución de siete meses, comprende el levantamiento del suelo, la acometida de nuevos servicios, saneamiento e infraestructuras y la sustitución de toda la solería por un empedrado artesanal antideslizante que salvará el desnivel de la Cuesta del Tajo con rampas más suaves y escalones más accesibles.

Otro de los retos marcados por el equipo de gobierno con motivo de las obras de reforma integral de la Cuesta del Tajo es armonizar paisajísticamente el entorno inmediato de la Torre Pimentel, declarada Bien de Interés Cultural (BIC). En este caso se están dando ya de forma efectiva los pasos necesarios con comerciantes y vecinos para proceder al desmontaje de la cartelería comercial que permita poner en valor la imagen de la torre y su entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios