Turismo

La Diputación de Málaga apoya el vuelo libre en el Valle de Abdalajís

  • Los grupos resaltan la importancia de la actividad en la zona para mantener la población

  • La actividad no se encuentra regulada al existir un espacio aéreo controlado del aeropuerto

Indicación situada en un campo del Valle de Abdalajís Indicación situada en un campo del Valle de Abdalajís

Indicación situada en un campo del Valle de Abdalajís / Javier Flores (Ronda)

La Diputación de Málaga aprobó ayer una moción institucional para mostrar su apoyo a la actividad del vuelo libre en el Valle de Abdalajís, una localidad que está considerada por los aficionados como la ‘capital del vuelo’. Y es que la institución supramunicipal considera que la misma tiene una incidencia “positiva” en el desarrollo económico y social en este territorio, al tiempo que se considera que ayuda a fijar la población en la zona, aunque en la actualidad no se encuentra regulada.

Los primeros aficionados que empezaron a practicar este deporte de aventura en la zona llegaron en los años 70, iniciando en ese momento un gran crecimiento por las especiales condiciones que se registran en la zona y que hacen que sea especialmente atractiva para los pilotos, que llegaron desde diferentes regiones de España, Alemania, Francia, Suiza o Bélgica, lo que hizo que esta zona se convirtiera en un referente fuera de las fronteras españolas.

El prestigio internacional de esta localidad malagueña para esta actividad hace que, según recoge la moción, lleguen hasta la zona un total de 12.000 usuarios anuales, lo que hace que sea una importante actividad económica en la zona, que se estima que genera unos 800.000 euros anuales. Una cifra que se califica como “nada despreciable” en función de la población con la que cuenta, que está situada sobre los 2.600 habitantes en el censo de 2018.

No obstante, dicha actividad no se encuentra regulada y eso hace que se frene la misma debido a la existencia de un espacio aéreo controlado perteneciente al aeropuerto Málaga-Costa del Sol, hace que dicha actividad requiera un permiso por parte de las autoridades aeronáuticas.

“Este hecho impide que la actividad de vuelo libre se continúe desarrollando con seguridad, al mismo tiempo que detiene todos los esfuerzos realizados durante décadas por el Ayuntamiento de Valle de Abdalajís, administraciones supramunicipales y los diferentes empresarios locales y clubes de vuelo, en aras de la constante mejora de la actividad”, señala la moción.

En este sentido, se apuntó que se debe seguir trabajando para “garantizar” el equilibrio en cuanto al desarrollo de este entorno malagueño.

En cuanto a este asunto, en el año 2017 este periódico contó las quejas remitidas por los responsables de Aena al Consistorio del Valle de Abdalajís. En aquel momento se informó que desde Aena se hicieron al menos tres comunicaciones al Ayuntamiento de este municipio y a la Subdelegación del Gobierno informando de las notificaciones remitidas a la dirección del aeropuerto por parte de las tripulaciones de aeronaves “acerca de la presencia de parapentes y paramotores en el Valle de Abdalajís (…) con el riesgo que ello representa para la navegación aérea y se solicitaba la limitación de dichas actividades de vuelo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios