Semana Santa

Luces y lágrimas en el Viernes Santo rondeño

  • La cofradía de las Angustias fue la única que pudo realizar estación de penitencia 

  • Las malas previsiones meteorológicas dejaron al Santo Entierro y Soledad sin procesional

Luces y lágrimas en el Viernes Santo rondeño Luces y lágrimas en el Viernes Santo rondeño

Luces y lágrimas en el Viernes Santo rondeño / Javier Flores (Ronda)

Cielos azules y temperaturas agradables al amanecer hacían presagiar un Viernes Santo tranquilo en la ciudad del Tajo tras una jornada anterior en la que ninguna cofradía pudo realizar estación de penitencia. Nada más lejos de la realidad. Pronto comenzaron los cielos a cubrirse y conforme avanzó la jornada los nubarrones comenzaron a amenazar las salidas de las cofradías.

La primera que tenía previsto hacerlo era la hermandad de las Angustias, única que procesiona por la mañana y para la que peores previsiones había, aunque el cielo seguía aguantando la lluvia y finalmente su junta de gobierno decidió hacer estación de penitencia y salir a las calles de la ciudad, eso sí, recortando su recorrido para tratar de evitar que la lluvia pudiese aparecer durante el regreso a la iglesia de Santa Cecilia, algo que lograron por pocos minutos.

Hermano del Santo Entierro observa el cielo por la ventana. Hermano del Santo Entierro observa el cielo por la ventana.

Hermano del Santo Entierro observa el cielo por la ventana. / Javier Flores (Ronda)

Antes, cientos de personas se congregaron en los alrededores del templo para contemplar la salida y la recogida de esta cofradía portada por horquilleros y que cuenta con dos conjuntos escultóricos de la gran belleza plástica.

Mientras tanto, conforme fue avanzando el día, el tiempo, en contra de lo previsto, fue empeorando y el cielo se cerró completamente sobre la ciudad del Tajo.

Tras comprobar las previsiones y ante el largo recorrido que tiene la cofradía del Santo Entierro, sus responsables decidieron no realizar estación de penitencia, tras lo que decidieron el acto religioso dentro de su casa de hermandad mientras los hermanos horquilleros mantenían levantados los tronos y cientos de personas contemplaban desde el exterior.

Lejos de allí, en pleno centro, la junta de gobierno de la cofradía de la Soledad pidió retrasar su salida media hora ante las previsiones de que el tiempo podría mejorar a partir de las 21:00 horas, aunque pasado el tiempo de aplazamiento el lluvia seguía estando presente y su junta de gobierno también se decantó por no realizar estación de penitencia en la calle, al considerar que salir lloviendo sería “imprudente” a pesar de las previsiones de mejora que tenía para luego.

Nazareno tras la puerta de la iglesia de la Merced Nazareno tras la puerta de la iglesia de la Merced

Nazareno tras la puerta de la iglesia de la Merced / Javier Flores (Ronda)

Así se cerró una jornada de Viernes Santo en la que las luces se vieron por la mañana y se tornaron en lágrimas por la tarde.

Etiquetas

más noticias de MÁLAGA INTERIOR Ir a la sección Málaga Interior »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios